Reflexiones de Roberto García

Martes 25 de noviembre de 2014
En el último programa de “La Mirada”, el conductor Roberto García estuvo acompañado por el periodista Edgar Mainhard, quienes reflexionaron sobre los acontecimientos políticos de la semana.

CONDUCTOR: Hay cuestiones a las que yo no tengo acceso y no puedo hablar. Yo no soy un hombre de la noche por lo tanto ¿cómo voy a hablar de Redrado, Granata y Salazar?, ¿Cómo voy a hablar de Jésica Cirio e Insaurralde, o de la Señora Maiorana y del Señor Santilli?. Pero el periodista invitado, Edgar Mainhard, quizás me pueda explicar algo de eso. ¿Cuál es la razón por la cuál todo el mundo se escandalizó del nuevo amor de Redrado, del casamiento de Insaurralde, por qué se habló de que fue Daniel Scioli y de que no fue Sergio Massa cuando nadie dijo nada que Mauricio Macri faltó a la boda de Diego Santilli y Analía Maiorana?

PERIODISTA INVITADO: Santilli no hizo el bombo que hizo Insaurralde

CONDUCTOR: Pero convengamos que las figuras son diferentes...Santilli, en la provincia de Buenos Aires, no se que cantidad de conocimiento tiene, en relación a Insaurralde.

PERIODISTA INVITADO: Para mí el problema de Insaurralde estaba todo resuelto cuando él proponía dentro de la pareja donar todos los regalos a los inundados y alguien dijo “los regalos no”. Y ahí se pudrió todo.

(Cambio de roles, ahora entrevista Edgar Mainhard)
PERIODISTA INVITADO Ya que estamos con lo incomprensible te pregunto algo que no tiene nada que ver con esto. ¿Cómo puede ser que los jugadores de la Copa Davis hayan jugado tres finales en 72 horas y los jugadores de River no podían jugar dos partidos en 96 horas?

CONDUCTOR: Y bueno, los de Boca tampoco.

PERIODISTA INVITADO: ¿Por qué?

CONDUCTOR: Me parece que los argentinos no estamos bien alimentados. Te recuerdo que el mejor jugador del mundo, que es Pelé y que hizo más de mil goles, jugaba cuatro partidos por semana.

(Vuelve a hacerse cargo de la reflexión Roberto García)
CONDUCTOR: Me queda un tema. Tenemos tres candidatos a presidente: Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri. La mujer de Scioli es una desenfrenada activista política por la candidatura de su marido. La de Massa está por hacer política y la de Mauricio ni aparece. ¿Cómo es esto? ¿Son estrategias de los consejeros políticos?

PERIODISTA INVITADO: A Scioli le va bárbaro con lo de Rabolini, lo han medido, le funcionó y salió.

(Ahora pregunta el Edgar Mainhard)
PERIODISTA INVITADO: ¿Por qué será que todo el mundo dice que la ofensiva del juez Bonadío contra la empresa de Cristina Kirchner, Hotelsur, es una expresión del enojo de los jueces federales con algunas cuestiones del Gobierno, como el Código Procesal Penal? Pero nadie habla de los 25 allanamientos de la jueza María Servini de Cubría contra los clubes, en la causa Fútbol para Todos.
Del fútbol vamos a hablar después....

CONDUCTOR: Hasta hace gran parte de la década ganada, el Gobierno o sus funcionarios parecían incurrir en alguna especie de delito o anomalía (que hubo varios), la respuesta del gobierno siempre fue la misma. “Vamos a la justicia, que allí se dirime todo”. La justicia parecía de ello porque nunca les iba mal. Pero ahora, cuando los acusan de ciertos delitos ya no dicen “vamos a la justicia”.

INVITADO: ¿Tienen el número necesario para echar a Bonadío?

CONDUCTOR: El Gobierno pudo echar a Arrighi, pero no pudo echar a Rafecas. Ni siquiera pudo echar a Campagnoli. No sé ahora. Porque la piel la Presidenta no había sido puesta en juego. Bonadía era el juez del Papa. Es el más peronista de los jueces federales. Hay una contradicción entre lo que manda a decir el Papa (“Que no haya lío en Argentina”) y lo que sucede.