Pagarán $100 mil para limpiar el monumento de la Bandera

Ese dinero se invertirá en restaurar pintadas, mármoles travertinos rasgados y difícil de limpiar por su extrema porosidad, y otros daños causados en la estructura por 5.500 alumnos secundarios que el viernes pasado "coparon" el lugar para celebrar la finalización del ciclo de estudio.
Jueves 4 de diciembre de 2014
"El equipo de restauración y conservación edilicia municipal empezó con los trabajos de remoción de la pintura, tarea que requiere materiales muy específicos y de alto costo. Todo el proceso demandará entre 70 y 75 mil pesos sólo de insumos, pero contando las horas hombre recuperar el Monumento les saldrá a los rosarinos al menos 100 mil pesos", explicó el director del emblemático espacio, Hernán Colautti.

La intendenta, la socialista Mónica Fein, calificó a los daños como "graves en términos económicos" y adelantó que se trabajará con las escuelas cuyos alumnos protagonizaron la movida. "La verdad es que este año veníamos muy conformes porque no habíamos sufrido mayores daños, lo que había permitido reducir muchísimo el presupuesto destinado a repararlos", sostuvo Colautti.

Justamente por eso, definió a los episodios del viernes pasado que dejaron pintadas sobre las paredes y descomunales montañas de basura (se juntaron unas 300 bolsas), como "verdaderamente lamentables".

Los trabajos de recuperación de los mármoles con pintadas de aerosol están a cargo de los especialistas del equipo de restauración del municipio, se extenderá hasta cerca de Navidad, ya que hay sectores que demandarán mayores cuidados y una labor "más detallada", como "un friso del Patio Cívico que acababa de ser reparado y no soportaría agua a presión", explicó.

En el resto de los graffitis, el proceso obliga a cubrirlos primero con "un producto bastante tóxico que tiene acción directa sobre el mármol pintado, que se deja secar y luego se limpia dos o tres veces con agua y cloro a presión, intentando eliminar la pintura que ha penetrado los poros", amplió el funcionario.

Colautti explicó que "ocurre que el mármol travertino es un material muy poroso y por eso es tan complejo de limpiar".

Recordó que sólo los líquidos que se utilizan para remover la pintura le cuestan a la ciudad entre 70 y 75 mil pesos, sin considerar el resto de los materiales y las horas que demandan el trabajo. "Si se suma todo eso, recuperar el Monumento saldrá unos 100 mil pesos", calculó.

Recordó que en otros descontrolados festejos se desactivaron las farolas de los mástiles escolta o las luces led. "Esa reposición ha llegado a costar arriba de los cinco mil dólares", comentó.

El presupuesto anual para el mantenimiento del monumento ronda los 2,8 millones de pesos.