Extienden el uso de la tarjeta SUBE a todo el país

La decisión del Poder Ejecutivo prevé que inicialmente las ciudades capitales de provincias y aquellas que tengan más de 200 mil habitantes, tendrán un plazo de 180 días para comenzar a instalar el sistema o adecuar el que tengan vigente.
Viernes 5 de diciembre de 2014
El Gobierno dispuso extender a todo el país el uso de la tarjeta SUBE, hasta el momento solo válida para Capital Federal y Gran Buenos Aires, con el fin de "facilitar el acceso al sistema de transporte público" en municipios y provincias.

Así quedó establecido a través de una resolución del Ministerio del Interior y Transporte, publicada hoy en el Boletín Oficial.

La decisión del Poder Ejecutivo prevé que inicialmente las ciudades capitales de provincias y aquellas que tengan más de 200 mil habitantes, tendrán un plazo de 180 días para comenzar a instalar el sistema o adecuar el que tengan vigente.

En el caso de aquellas localidades de menos de 200 mil habitantes, tendrán la posibilidad de acceder al sistema SUBE solicitándose lo a la Secretaría de Transporte de la Nación.

A través de la resolución, el Ministerio destacó que el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) "tiene como objetivo primordial facilitar el acceso al sistema de transporte público mediante una herramienta tecnológica de utilización masiva".

Además, indicó que la tarjeta "permite mejorar la calidad de vida de los usuarios y de la población en general, en el entendimiento que la prestación del servicio público de transporte, por su difundido y masivo uso, es una de aquellas actividades que mayor incidencia tienen en ésta".

También resaltó que a partir de la puesta en marcha de la tarjeta -vigente desde 2009- el Estado Nacional "cuenta con mejor información sobre movilidad de los usuarios del sistema de transporte, sobre cantidad de pasajeros transportados, como asimismo sobre distancias recorridas, entre otras".

En este marco, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, destacó que esta medida se toma "luego del éxito en la implementación de la tarjeta SUBE en el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde llevamos más de 11 millones de tarjetas distribuidas y activas".

"El sistema SUBE mostró ser una gran herramienta tanto para los pasajeros, a los que les permite abonar con tarifas subsidiadas de una manera cómoda, como para el Estado Nacional; ya que hemos informatizado e incrementado los controles y hemos mejorado la utilización de los recursos, que son de todos los argentinos", añadió el funcionario, en un comunicado distribuido este viernes.