Se desploma precio del barril de petróleo y no encuentra piso

Morgan Stanley ha presentado el informe más devastador, en el peor de sus escenarios, en el que prevé recortes del precio del crudo hasta los 43 dólares (35 euros) en el segundo trimestre de 2015, lo que significaría tocar el nivel más bajo desde 2005.
Martes 9 de diciembre de 2014
Morgan Stanley y JP Morgan creen que el precio del petróleo seguirá cayendo. Actualmente, ha llegado a perder los 67 dólares por barril (54,4 euros). El precio del barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, cotiza en mínimos de cinco años. El crudo ha llegado a perder los 67 dólares (54,4 euros) por barril, con las nuevas presiones vendedoras que añaden las empresas.

Morgan Stanley ha presentado el informe más devastador, en el peor de sus escenarios, en el que prevé recortes del precio del crudo hasta los 43 dólares (35 euros) en el segundo trimestre de 2015, lo que significaría tocar el nivel más bajo desde 2005; sin embargo, este no es su escenario base.

Por su parte, JP Morgan que ha presentado un informe más moderado, indica que el precio del petróleo seguirá cayendo a corto plazo.

Hace dos semanas, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) decidió mantener sin cambios su producción de crudo en 2015, lo que continuará pasando factura al precio del oro negro. Eso, al menos, es lo que indican los informes de dos casas de análisis, Morgan Stanley y JP Morgan.

Morgan Stanley en su panorama más realista pronostica que el Brent terminará 2015 en 70 dólares (57 euros) por barril. Un año más tarde, en 2016, considera que retomaría los 88 dólares (71,5 euros). Estas previsiones, sin embargo, se sitúan 28 dólares y 14 (22,7 y 11, 3 euros), respectivamente, por debajo de sus anteriores pronósticos.

Para Adam Lonson, de Morgan Stanley, si “la OPEP no interviene los riesgos de los mercados se desequilibran, con una previsible sobreoferta en el segundo trimestre de 2015″. Por su parte, JP Morgan indica que la falta de acuerdo sobre un posible ajuste de la producción junto con el lento crecimiento de la economía mundial podría provocar nuevas caídas que situarían el precio del Brent en hasta los 70 dólares (57 euros) por barril en el primer trimestre de 2015.