El fútbol tiene nuevo campeón pero no procesados por lavado de dinero

La justicia sobreseyó a todos los imputados y apartó del caso al juez Norberto Oyarbide. En la causa se investigaba la asociación ilícita para constituir sociedades y con el dinero de las transferencias justificar los gastos en las empresas que constituyen.
Lunes 15 de diciembre de 2014

La Argentina tiene a Racing como nuevo campeón del fútbol pero a ningún procesado por lavado de dinero en la transferencia de futbolistas. Si bien la causa tenía a importantes empresarios y empresas imputadas, la Cámara Federal decidió anular la investigación, sobreseer a todos los acusados y apartar al juez Norberto Oyarbide.

La Sala Uno de la Cámara sostuvo que el procesamiento de Oyarbide es “un compendio de datos totalmente desconectados entre sí; transcripciones de escuchas telefónicas que, en su mayoría, resultan ser incomprensibles; listados de documentación que mencionó pero no analizó; nombres de empresas cuya actividad no se explica y por afirmaciones genéricas”.

Los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler anularon la causa y sobreseyeron a todos los imputados, entre ellos los directivos de la financiera Alhec y dos empleados del Banco Central.

En la causa se investigaba la asociación ilícita para constituir sociedades y con el dinero de las transferencias justificar los gastos en las empresas que constituyen.

Para el juez había intención de evadir impuestos, había una defraudación a los clubes y también había lavado de dinero. Pero para la Cámara, estuvieron mal fundados los procesamientos de algunos de los acusados directivos de la financiera Alhec y dos empleados del Banco Central.

La causa que llevaba Oyarbide es la misma en la que el magistrado citó a indagatoria al futbolista Ezequiel "Pocho" Lavezzi y su hermano Diego y a los representantes de jugadores Danilo Méndez, Eduardo Rosetto y Alejandro Mazzoli, todos imputados como supuestos integrantes de una "asociación ilícita" que falsificaba documentación para evadir impuestos y presunto lavado de dinero.

En julio pasado, el presidente y el vicepresidente de la empresa "Alhec Tours" se entregaron a la justicia tras permanecer prófugos en la causa. Carlos Rivera, el presidente de la firma y su vicepresidente Juan Bielic, se presentaron espontáneamente en los tribunales federales de Retiro junto a otros tres prófugos del caso y en aquel momento quedaron acusados.

Oyarbide había ordenado en la causa más de 150 allanamientos a clubes como San Lorenzo, All Boys, Racing e Independiente, además de empresas privadas, especialmente financieras y agencias de turismo, entre ellas la empresa Alhec Tours.

La firma más complicada era Alhec Tours, sospechada de ser la agencia mediante la que se giraba dinero proveniente de las operaciones.