VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

“Conocí dolores de cuerpo que no sabía que los tenía...”

Marcos “Bicho” Gómez habló con Andrés Klipphan y Verónica Ressia en “La Ventana” de radio Latina.
Martes 16 de diciembre de 2014

¿Cómo estás tras haber ganado el “Bailando por un sueño” en ShowMatch?

Muy contento. Muy feliz. Más allá de todo el poder cumplir el objetivo por el cuál estábamos en el programa que era ayudar a la gente de “El Refugio”. Que hayan cumplido su sueño y nosotros haber podido ayudar, con la gente que nos llevó hasta ahí, es un placer. Una alegría enorme.

¿Cuándo te diste cuenta de que la gente los apoyaba? Cada vez que iban al teléfono ganaban...

Ahí te das cuenta. Siempre nos acompañaron. Cada uno de los que están en el “Bailando...” tiene su público. Yo siempre creí que los candidatos eran Peter Alfonso y Noelia Pompa. Nos fueron sorprendiendo.

Yo me imagino que para alguien que hace comedia o es actor, la previa le puede salir “de taquito” pero los bailes... ¿Fueron muy difíciles?

He conocido dolores de cuerpo que no sabía que tenía, músculos que no sabía que tenía dentro de mi cuerpo. Más allá de todo, para mí fue un año de mucho crecimiento personal. Aprender a mover más mi cuerpo, la danza...

Muy bien el clásico ayer...

¡Je! El gordo se movía... Poder mezclar lo coreográfico con personajes... Le encontramos una manera de llevarlo a lo teatral, a lo que nos quedaba cómodo. Somos comediantes y pensábamos desde los personajes cómo bailarían estos personajes los ritmos. Nos íbamos divirtiendo así y se ve que les gustaba lo que hacíamos.

Lo que me gustaba mucho es que nunca se salían del personaje hasta que el jurado les protestó...

Es muy loco. A nosotros nos dieron una libertad tremenda. Eso se lo debemos a Marcelo Tinelli que nos dejó jugar y jugó con nosotros. Nunca nos prohibió hacer nada. Recordábamos con Anita que estuvimos programas enteros nosotros sin siquiera bailar, estábamos una hora y pico improvisando, destruyendo el estudio a los tortazos, Marcelo bañándose en vivo. Es como tener dos chicos en tu casa. Como que les digas “jugá a la pelota en el living” y empiezan a romper todo a los pelotazos.