Otro policía mató a un joven negro cerca de Ferguson

La víctima, de 18 años, habría apuntado al efectivo con un arma. La tensión racial volvió al estado de Misuri, EE.UU.
Miércoles 24 de diciembre de 2014
La tensión racial vuelve al estado de Misuri, EE UU. Antonio Martín, un joven negro de 18 años murió después de que supuestamente fuese tiroteado por un agente de Policía, del que no se ha hecho público su color de piel, en una gasolinera de un suburbio de San Luís cercano a la localidad de Ferguson, donde hace seis meses el asesinato del joven Michael Brown —también negro— a manos de un agente de seguridad blanco desató protestas por parte de la comunidad afroamericana contra los métodos de la policía.

La víctima recibió al menos un disparo cuando se encontraba junto a su novia —que no ha declarado ante los medios— en una gasolinera de Berkeley, según su propio padre, Toni, citado por el periódico St. Louis Post-Dispatch. Según la cadena británica BBC, Martín apuntó al agente con una pistola aunque este detalle no está confirmado.

El policía, según la edición digital del mismo rotativo, estaba haciendo "tareas rutinarias de patrulla" cuando vio a dos personas. Una de ellas le apuntó con un arma y "temiendo por su vida, el agente de Berkeley disparó varias veces contra el sospechoso", que finalmente murió. Según un comunicado de la policía, el otro sujeto "huyó de la escena".

Tras el presunto homicidio, el cuerpo de Antonio Martín permaneció unas dos horas delante de la gasolinera, según medios locales. Minutos más tarde, docenas de vecinos —muy activos desde la muerte de Michael Brown—se acercaron al lugar para protestar en contra de lo ocurrido.