Niegan exención de prisión para barras por pelea en River

Lunes 29 de diciembre de 2015
La Cámara del Crimen confirmó el rechazo a la exención de prisión para dos barras bravas de River Plate acusados por haber agredido a miembros de una facción antagónica, robar y causar destrozos en la confitería del Estadio Monumental el 26 de noviembre pasado, en la previa del superclásico por la Copa Sudamericana.

La Sala Cuarta, integrada por los jueces Carlos Alberto González, Mariano González Palazzo y Alberto Seijas, desestimó el pedido de exención de prisión presentado por los barras Martín Núñez Giogiosa y Ariel Fernando Calvisi, ambos acusados por los delitos de "asociación ilícita, robo doblemente agravado por su comisión con armas y en poblado y en banda, amenazas coactivas, daño y lesiones graves".

La situación de un tercer barra, Ricardo Gerino, quedó pendiente y se resolverá durante la feria judicial de verano.

Sobre los tres pesan sendos pedidos de captura nacional e internacional.

En la previa del partido que River le ganó a Boca 1-0 por la Sudamericana, un grupo de barras irrumpió en la confitería del estadio y agredió a miembros de otra fracción del grupo violento, presuntamente por una disputa relacionada con la reventa de entradas.

La jueza de instrucción Fabiana Palmaghini había denegado la exención de prisión tras considerar que "los agresores ingresaron al predio del club en el horario en que los alumnos del instituto educativo finalizaban la jornada y, al igual que otros socios, utilizaban las instalaciones, a plena luz del día y con total impunidad en su accionar".

La jueza subrayó "la preocupación actual que se vive en un aspecto tan significativo como lo es la temática de la violencia en los espectáculos deportivos, en este caso concreto, el fútbol".

"Dicha situación, de pública trascendencia, se ve agravada si se tiene en cuenta el enfrentamiento de las facciones de la barra brava, cuyo poder se encuentra constantemente en puja en el club River Plate", añadió la jueza.

La Cámara ratificó la denegatoria de los barras, quienes aspiran a presentarse a declarar sin riesgo que quedar detenidos, y deslizó que en el caso de una eventual condena no podría tratarse de una "pena en suspenso".

Además, la Cámara consideró que "no pueden soslayarse las características y magnitud de los hechos que habrían desarrollado los imputados y el numeroso grupo de personas que los secundaban".