Cromañón: mitos en torno a la tragedia

“Los padres no cuidaron a sus hijos” o “nadie busca al que tiró la bengala” son algunas de las falsedades que aún siguen vigentes.
Martes 30 de diciembre de 2015
Se cumplen diez años del siniestro que se cobró la vida de 194 jóvenes en el boliche Cromañón y todavía siguen en pie diferentes mitos en torno a la tragedia.

Un claro ejemplo de estos mitos lo constituye la denuncia, incansablemente repetida en los medios, de que los padres “no cuidaron a sus hijos” o no se informaron sobre el lugar al que iban. Sin embargo, los hechos demostraron que la gran mayoría (cerca del 80 por ciento) de los jóvenes que murieron eran mayores de edad.

Además, el local contaba con habilitación y ninguna de la infinidad de infracciones que produjeron la muerte a 194 chicos estaba visible.

También se repitió que la tragedia estuvo relacionada con el consumo de alcohol y drogas por parte de los jóves, pero las autopsias demostraron que ninguno de los 194 cuerpos tenía sustancias psicoactivas.

Por otro lado, los testimonios también desmintieron las versiones de que en el primer piso funcionaba una guardería. Los pocos menores que fallecieron eran los hijos de los empleados del boliche Cromañón, que esa noche fueron con sus padres.

Finalmente, también sigue vigente la idea de que nadie busca al joven que tiró la bengala. No obstante, existe una causa especialmente formada como anexo para la búsqueda y responsabilización del autor o autores del lanzamiento de la bengala. En esa causa se han hecho búsquedas hasta en las provincias de Tucumán, Salta. Se hizo un enorme trabajo de identificación y pericias de determinación fisonómica sobre tres identikits, a partir de los testimonios.