La familia de Lola Chomnalez recibió dos llamados anónimos

La primera de las llamadas la hizo una hombre que dijo: "Lola está conmigo y está bien". Hallaron una campera y una remera en un arroyo situado cerca de Aguas Dulces, adonde se dirigía la joven de 15 años.
Martes 30 de diciembre de 2015

La familia de Lola Luna Chomnalez, la adolescente argentina que desapareció en una playa de Uruguay, recibió dos llamadas de personas que aseguraban que la chica se encontraba bien.

Así lo confirmó esta mañana el vocero de la Armada Uruguaya, Gastón Jaunsolo, quien se negó a brindar mayores detalles de los comunicados, uno de los cuales se realizó este lunes y otro en la mañana del martes.

"No podemos brindar mayores datos para no entorpecer la investigación", se excusó el vocero.

Según trascendió en forma extraoficial, la primera de las llamadas las hizo una voz de hombre que dijo: "Lola está conmigo y está bien".

Jaunsolo también confirmó el hallazgo de una campera y una remera en un arroyo situado cerca de la localidad de Aguas Dulces, adonde se dirigía la joven de 15 años que había partido desde la zona de Valizas para caminar por unos cinco kilómetros de playa.

La Policía buscaba a la joven con patrullas de tierra y la ayuda de perros adiestrados, mientras que la Armada Uruguaya puso a disposición de la búsqueda varias embarcaciones, además de un helicóptero y un avión de la Armada que esta mañana comenzó a
sobrevolar la zona.

En total, los efectivos buscaban a lo largo de unos 18 kilómetros del territorio del departamento de Rocha.

Según contó Diego Chomnalez, padre de Lola, la chica había viajado sola a esa localidad situada a 130 kilómetros al norte de Punta del Este y fue recibida por sus padrinos, amigos de la familia.

Chomnalez aseguró, en declaraciones a Radio Rivadavia de Buenos Aires, que no hay un indicio firme de lo que pudo haber ocurrido con su hija.

"Fue vista por última vez a las 15:00 por un hombre que trabaja en la zona cuando caminaba por la playa a otra localidad llamada Aguas Dulces, cuando pasaba por las últimas casa de Valizas", expresó el hombre, que dijo que llegó en la madrugada de este martes a esa bucólica localidad del litoral atlántico.

El hombre dijo que no cree que su hija haya tenido un accidente en el mar porque "el agua es muy mansa y hay que caminar mucho para no hacer pie".

Sin embargo, Gastón Jaunsolo, vocero de la Armada Uruguaya, advirtió que por la desembocadura del arroyo barra hay una corriente que puede ser peligrosa porque arrastra hacia el mar".

Adriana, la madre de la menor, que personal de Prefectura, quetambién participaban en la búsqueda, que no hay antecedentes de secuestro en la zona y que si entró a un lugar de médanos, es probable que se haya perdido y este dando vueltas en el lugar.

"Estaba de vacaciones con su madrina y la familia, y después de almorzar se fue a caminar a la playa. La verdad es que no sé qué pensar", dijo Adriana ante la prensa.

La mujer comentó que su hija mide 1,67 metro, es delgada, de tez blanca, cabello castaño a la altura de los hombres y ojos marrones.

Al momento de desaparecer la joven llevaba una mochila de color rosa, y estaba vestida con un short de jeans y bikini de color azul con dibujo de peces.

La joven le habría dicho a sus padrinos que iba a caminar desde Valizas hasta Aguas Dulces por la zona de la costa, y llevaba una botella de agua y cerca de mil pesos uruguayos.