Papá de Lola dijo no poner las "manos en el fuego por nadie"

“Ahora estoy un poco más calmo, exclusivamente buscando al culpable, a los culpables, a los encubridores, a todos los posibles partícipes de esto", afirmó Diego Chomnalez.
Jueves 1 de enero de 2015
Diego Chomnalez, padre de Lola, la adolescente de 15 años que fue hallada asesinada el martes en una playa de Uruguay, aseguró hoy que su familia está "buscando la verdad para hacer justicia" y advirtió que no pone "las manos en el fuego por nadie".

El hombre, que ya regresó a Buenos Aires junto a su mujer, deslizó la posible presencia de "encubridores" y, al ser consultado por la detención del marido de la madrina de la víctima, aseguró: "No pongo las manos en el fuego por nadie". Chomnalez respaldó la investigación de la jueza Marcela López y dijo: "Estamos buscando la verdad para hacer justicia".

"No me pongo las manos en el fuego por nadie, ahora estoy un poco más calmo, exclusivamente buscando al culpable, a los culpables, a los encubridores, a todos los posibles partícipes de esto", afirmó.

Ayer, el esposo de la madrina de la adolescente quedó detenido junto con un joven que habría enviado mensajes a la familia mediante una red social, en el marco de la investigación por el crimen de Lola, quien murió por asfixia, aunque también presentaba lesiones de arma blanca, según la pericia forense.