Pirotecnia: fuerte baja de los heridos en Capital y GBA

Así surge del registro de las últimas horas de los hospitales Santa Lucía, Hospital Municipal del Quemado y del Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze y otros del Conurbano.
Jueves 1 de enero de 2015
Unos 38 pacientes fueron atendidos en la Ciudad de Buenos Aires a raíz de heridas producidas por pirotecnia durante los festejos de Año Nuevo, mientras que hubo un 30 por ciento menos de heridos en la provincia de Buenos Aires y los especialistas aseguran que la cantidad de afectados disminuyó respecto a otros años.

Así surge del registro de las últimas horas de los hospitales Santa Lucía, Hospital Municipal del Quemado y del Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze, donde se atendieron 17, 12 y 9 pacientes, respectivamente, lo que demuestra que disminuyeron los afectados en comparación a otros años.

En el Santa Lucía fueron 17 los heridos que llegaron a atenderse, unos 10 menores y siete adultos, y sólo a dos de los pacientes se les tuvo que realizar una cirugía y evolucionan positivamente, explicó el jefe de guardia de dicho centro de salud, Marcelo Lagos.

No obstante, las autoridades de dicho centro asistencial aseguraron que la cantidad de heridos disminuyó respecto a otros años.

En el centro Pedro Lagleyze, del barrio porteño de Villa General Mitre, el jefe de guardia Alejandro Sorana, consignó que se atendieron nueve pacientes y ninguno requirió internación, sino que se les aplicó un tratamiento ambulatorio.

Desde ese centro de salud, también coincidieron que hubo una baja significativa de cantidad de heridos respecto al año anterior.

En el Hospital de Quemados porteño fueron 12 los heridos, seis de ellos menores, tal cual informó la jefa de emergencias, Myriam Miño, quien señaló que "disminuyó significativamente" la cantidad de heridos.

En ese sentido, la médica consideró que las campañas de prevención fueron muy efectivas.

"Para nosotros fue efectivo, disminuyeron e incluso más de la mitad respecto a la navidad que siempre hay menos cantidad que en año nuevo", dijo Miño en declaraciones a Radio América.

En ese sentido, aseguró la "disminución es significativa" y recordó que en otros fin de año la cantidad de pacientes alcanzaba a medio centenar de personas.

Respecto a los heridos que recibió el instituto del Quemado, la médica explicó que no hubo ningún internado y que la mayoría presentaba quemaduras en las manos y en el rostro.

"Muchos vinieron ayer porque les explotó el cohete en las manos", contó Miño, quien explicó que los pacientes concurren a dicho centro médico directamente o bien para profundizar la consulta que previamente hicieron en otro lugar.

También afirmó que las campañas de prevención sirvieron para que los pacientes sepan tratar la herida previo a ser atendidos por un profesional.

En ese sentido, recordó que antes "venían con cualquier cosa" que se habían aplicado a la herida, como ser planta de aloe vera, dentífrico, huevo, y que lo único que es atinado poner es hielo o
agua fría.

Menos casos en la provincia de Buenos Aires

La auspiciosa merma en heridos por pirotecnia también se reflejó en otra regiones del país, como en la provincia de Buenos Aires, donde el ministro de Salud local, Alejandro Collia, aseguró que hubo un 30 por ciento menos de heridos por pirotecnia en comparación con 2013.

En ese sentido, indicó, que fueron "muy bajas las consultas en las unidades sanitarias" de la provincia, y que eso fue debido a un trabajo de prevención que se hizo.

En total fueron 25 las personas que debieron ser asistidas durante la primera madrugada del año en los principales hospitales públicos de la provincia por heridas derivadas del uso de pirotecnia, quemaduras y lesiones oculares.

Los datos fueron relevados por la Dirección Provincial de Emergencias, que muestran que este año se registraron 11 casos menos que el anterior, cuando se atendieron 36 personas por esas mismas causas.

Por lesiones derivadas del uso de pirotecnia, ingresaron 10 pacientes al hospital Sor María Ludovica de La Plata, tres al Hospital Cordero de San Fernando y uno al Simplemente Evita de La Matanza.


Por lesiones oculares, siete personas fueron asistidas en la guardia oftalmológica del hospital Rossi de La Plata y dos en el Cordero de San Fernando.

Finalmente, otras dos personas fueron atendidas por quemaduras, una en el hospital Ludovica y otra en el Simplemente Evita.

"Ya lo vimos en Navidad y ahora lo comprobamos en los festejos de Año Nuevo: hay una tendencia a la baja en la cantidad de heridos por pirotecnia, probablemente por una mayor conciencia del riesgo, un mejor uso y por la elección de artefactos autorizados", agregó el Ministro.