Según reveló la autopsia, Lola murió por asfixia de arena

Tras los resultados de la pericia, la jueza Marcela López ordenó que el cuerpo de la menor de 15 años fuera trasladado al Instituto Técnico Forense de Montevideo para estudios complementarios.
Viernes 2 de enero de 2015
La adolescente Lola Luna Chomnalez, que el último martes fue encontrada semienterrada en el balneario uruguayo de Barra de Valizas, murió por asfixia por aspiración de arena y tenía lesiones producidas por un elemento cortante, según lo reveló la autopsia que se le practicó.

Una vez conocidos los resultados de la pericia practicada en la morgue de Rocha, la jueza uruguaya Marcela López, que encabeza la investigación, ordenó que el cuerpo de la adolescente de 15 años fuera trasladado al Instituto Técnico Forense de la ciudad de Montevideo para estudios complementarios.

El vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat, detalló la autopsia preliminar realizada al cuerpo de la adolescente reveló que la adolescente murió por "asfixia" y que "se le encontró arena en los pulmones".

"Tenía cortes en el cuello y en una muñeca, pero presentaba su ropa y ropa interior intactas. No habría signos de abuso sexual, aunque sí rasgos de una muerte violenta", indicó el vocero a medios uruguayos.

Oxandabarat aseguró que el cuerpo de la menor "no fue arrastrado, por lo que todo hace suponer que la muerte se produjo en el mismo lugar donde luego fue enterrado el cadáver".

El cuerpo de Lola Chomnalez fue hallado el martes, cerca de las 18:30 hora argentina, durante una segunda etapa del rastrillaje.

El cadáver apareció a tres kilómetros de la casa de Valizas donde se hospedaba la joven junto a la familia de su madrina, más cerca del balneario de Aguas Dulces, adonde ella había viajado sola el sábado para pasar fin de año.