Brasil: argentina y su hija fallecieron tras ser atropelladas

Gabriela Fernanda Rodríguez Macena, de 39 años, y su hija de 5, murieron mientras que su esposo sufrió heridas graves en la ruta 282, tras ser embestidos por un vehículo luego de desbarrancar cuando iban a pasar sus vacaciones a Camboriú. Mientras esperaban el auxilio, fueron atropellados por un auto que hizo una mala maniobra en el lugar a causa de la intensa lluvia.
Viernes 2 de enero de 2015
Una mujer argentina de 39 años y su hija de 5 murieron, mientras que su esposo sufrió heridas graves, cuando un automóvil los atropelló en la ruta 282, en el distrito brasileño de Sede Figueira, en Chapecó, estado de Santa Catarina, luego de haberse desbarrancado con su vehículo, se informó hoy oficialmente.

Alejandro Verdier, cónsul argentino en Santa Catarina, detalló que las víctimas habían partido desde Misiones en plan de vacaciones rumbo a Camboriú y precisó que sobrevivieron con heridas leves un adolescente de 14 años -hijo del matrimonio- y una abuela de éste, de 66.

Verdier informó que el accidente ocurrió en el mediodía de ayer e identificó a las víctimas mortales como Gabriela Fernanda Rodríguez Macena, de 39 años, quien falleció en el acto, y Victoria Pereyra, de 5, quien perdió la vida hoy producto de las lesiones sufridas en el siniestro, a la vez que reconoció al herido grave como Julio César Pereyra.

Pereyra, en medio de la lluvia, conducía un automóvil Renault Sandero y, en el kilómetro 543 de la ruta 282, perdió el control del vehículo, que cayó en un barranco.

Poco después, el conductor de un Toyota Corolla protagonizó una maniobra similar y, luego, atropelló a la familia que aguardaba el auxilio mecánico a un costado de la ruta. Producto del nuevo accidente, murió Rodríguez Macena y sufrieron heridas graves Julio César Pereyra y su hija de 5 años, mientras que padecieron lesiones leves otro hijo del matrimonio, de 14, y la abuela de éste, de 66.

"Lamentablemente, durante la madrugada, después de varias operaciones, falleció la menor de 5 años, Victoria Pereyra, y los demás de la familia siguen internados pero sin revestir gravedad", concluyó Verdier.