Justicia uruguaya admitió que la causa está "estancada"

Un vocero de la Suprema Corte de Justicia uruguaya dijo que es necesario "reorientar el sentido de la investigación" y que "no se descarta ninguna hipótesis, incluso la del robo".
Viernes 2 de enero de 2015
Un vocero de la Suprema Corte de Justicia uruguaya admitió que la investigación por el crimen de Lola Chomnolez está estancada y que “no descartan ninguna hipótesis, incluso la del robo”.

"Ahora estamos estancados, por eso es que hay que reorientar el sentido de la investigación", admitió Raúl Oxandabarat al diario El Observador.

En es marco, la jueza Marcela López ordenó una serie de medidas en busca de nuevas pistas tras la liberación de los tres detenidos.

La madrina de Lola Chomnalez, y a su pareja, Hernán Tuzinkevich, quienes se encontraban demorados en el marco de la investigación por la desaparición y posterior asesinato de la adolescente de 15 años, fueron liberados por falta de pruebas. Lo mismo sucedió con unn joven de 14 años que habría enviado mensajes a la familia de la chica, por lo que ya no quedan detenidos en la causa.

La adolescente fue encontrada muerta el martes pasado, luego de estar al menos dos días desaparecida, en una playa del departamento uruguayo de Rocha.

Gustavo Bordes, el abogado del matrimonio, confirmó durante la madrugada de este viernes que "no hay pruebas incriminatorias" sobre Fernández y Tuzinkevich y que, tras la indagatoria quedaron sin restricciones para su libertad, incluso para salir del país.

Por su parte, Gastón Chávez, el otro abogado contratado por la pareja, destacó que para ambos va a "continuar la indagatoria" ya que no quedaron desvinculados de la

"Contra Claudia no hay nada y Hernán esta en las mismas condiciones que ella, no tienen ningún tipo de responsabilidades. No estaban acusados", afirmó Chávez.

El caso está siendo investigado por la Unidad de Análisis e Información de Delitos, que dependen del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera y que fue creada hace apenas cuatro meses. El equipo recorrió este jueves unos 400 metros de donde se encontró el cuerpo de Lola hasta la casa donde la joven argentina residía, en busca de pruebas.

La Justicia uruguaya espera para la semana próxima los resultados del análisis que se realiza sobre el teléfono de la joven del que se realizaron dos llamadas, luego de su desaparición.