VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

Lola, Melina y los ritos umbandas mezclados en dos aberrantes crímenes

Lo último que se sabe que hizo la menor asesinada en Barra de Valizas es ir a un “toque de tambores”, un rito que tiene origen en la la religión “yoruba”. En ese balneario uruguayo una posada promociona una festividad de quimbanda o magia negra. La relación del caso ocurrido en Uruguay el de la chica que fue a bailar y también fue hallada en una zona cercana a una extensión de agua.
Domingo 4 de enero de 2015
El abogado Jorge Barrera, representante de la familia de Lola Chomnalez, confirmó que la última noche en la que la menor de 15 años asesinada en el balneario uruguayo de Barra de Valizas concurrió a un “toque de tambor”. El evento es tradicional en Uruguay por la influencia africana que tiene el vecino país pero también es parte de rituales del culto umbanda.

¿QUÉ ES EL TOQUE DE TAMBOR?

Según un sitio especializado en cultos africanos, el toque de tambor es parte fundamental e indispensable de la religión yoruba, pues los son la forma que tienen los santos (para comunicarse con los santeros o aleyos. Según la Regla de Osha, una vez que se ha recibido al santo (una persona se ha iniciado en el culto de la Regla de Osha), es indispensable que sea reconocido como santero. Se celebrará un "toque de santo" (se ofrecerá una fiesta a los orishas), (se tocarán los tambores de fundamento o batá) y se efectuará la presentación del santero frente al dios Aña, al espíritu de los tambores sagrados, que reconoce al creyente para que pueda practicar los cultos afrocubanos.

La tradición exige que el toque termine antes del ocaso, a más tardar a las 6 de la tarde porque, afirman, después de dicha hora pueden ocurrir cosas inesperadas de lamentables consecuencias. Al final se repartirán las frutas y dulces que permanecían en el trono, si es que los orishas entienden que deberán repartirse.

UMBANDAS EN VALIZAS

“Hoy se celebra Lemanja. Como cada 2 de febrero, tendremos flores en el mar...Iemanjá, Jemanjá o Yemanyá es una orishá (divinidad) femenina del panteón yoruba originario de Nigeria y trasladado al continente americano en el período del tráfico de esclavos junto con el resto de sus religiones y costumbres.

El 2 de febrero se realiza su celebración en todos los países americanos del Atlántico Sur. En ese día, personas de cultos tales como el africanismo, el candomblé y la umbanda (incluida la quimbanda o magia negra) van hacia el mar llevando barcas con ofrendas, también llamadas ferramentas”.

Esas son las palabras exactas con las que una posada de Barra de Valizas se promociona en Facebook.

MELINA ROMERO Y EL PAI CÉSAR

El 23 de agosto Melina Romero, otra adolescente como Lola Luna Chomnalez, fue bailar a un boliche de San Martín para festejar su cumpleaños 17. Un mes después, su cadáver fue hallado en la orilla de un arroyo cercano al predio del Ceamse de José León Suárez. Según la autopsia, murió por "sofocamiento" cerca de la fecha que desapareció; según la testigo clave del caso, la asesinaron una “fiesta” en la que hubo alcohol, drogas y sexo; según había declarado uno de los detenidos, "se resistió a estar con nosotros, la matamos a golpes y la tiramos al arroyo".

La testigo clave, que declaró cuatro veces con distintas variantes, en su último testimonio dijo que la madrugada del 24 de agosto todos fueron a un templo umbanda ubicado en Italia 625, en Don Torcuato y allí se encontraron con “el pai César”. Agregó que el pai -a quien describió como “papá del corazón” de “Toto”– no participó de la violación de Melina ni de los golpes que la mataron, pero señaló que ayudó a descartar el cuerpo. Y contó que un rato antes les había mostrado un arma a ella y a la víctima para que no escaparan.

TODOS LIBRES

El pescador que había sido detenido como sospechoso en la causa por el crimen de la adolescente Lola Chomnalez fue liberado esta tarde por la jueza de Rocha Marcela López.

Fuentes judiciales informaron al portal Subrayado que el hombre, de 35 años, quedó en libertad tras declarar ante la magistrada, quien no encontró elementos como para dejarlo detenido.

De esta forma, el caso quedó sin detenidos y se desconocía si los investigadores contaban con alguna pista sobre lo ocurrido con la chica de 15 años, quien fue brutalmente asesinada en el balneario de barra de Valizas, adonde pasaba unos días de vacaciones.