Joven muere al quedar entre fuego cruzado

Un joven de 23 años murió en Rosario al quedar en medio de un tiroteo entre policías y delincuentes. En el enfrentamiento además fueron heridos un agente y uno de los ladrones, de 17 años.
Lunes 5 de enero de 2015
El hecho comenzó alrededor de las 15,30, cuando dos jóvenes que se desplazaban en una moto asaltaron una juguetería situada en San Martín al 3500.

Los asaltantes lograron robar unos 2.000 pesos, juguetes y el celular de la encargada, Débora Patasimi, de 26 años, quien momentos después logró alertar al 911.

Momentos después, personal del Comando Radioeléctrico interceptó a los delincuentes en la esquina de Juan Manuel de Rosas y bulevar Seguí, donde se produjo un enfrentamiento a los tiros.

Uno de los asaltantes logró huir y era buscado por la policía.

En tanto, el otro dejó la moto abandonada en calle Alem para salir a la carrera y a los tiros.

La persecución continuó hasta Ayacucho y Seguí, donde Jonatan Herrera, de 23 años, se encontraba lavando su Fiat Palio en la vereda y fue alcanzado por un disparo en la cabeza, otro en el abdomen y un tercero en una pierna. También, recibieron heridas en las piernas uno de los uniformado y el delincuente, de 17 años.

De inmediato, los heridos fueron trasladados al Hospital de Emergencias "Clemente Álvarez", donde el joven Herrera falleció a las 17,30.

La víctima mortal era padre de un bebé de un mes y medio y se desempeñaba como repositor en la empresa Falabella de Rosario.

En tanto, un policía y el adolescente quedaron internados en observación, informaron fuentes médicas.

Fuentes de la investigación precisaron que en el lugar hay cámaras de seguridad que habrían registrado los incidentes y permitirían orientar la investigación para determinar quienes hicieron los disparos que causaron la muerte al joven. Las actuaciones sumariales quedaron a cargo de las comisarías 15a. y 16a., con intervención de la Unidad Fiscal de Delitos Dolosos de los Tribunales provinciales de esta ciudad.