Caso Lola otra vez en fojas cero: todos los detenidos libres

Martes 6 de enero de 2015

La Policía de Uruguay busca a un albañil que responde a las características de un identikit y sería el principal sospechoso de haber asesinado a la adolescente argentina Lola Chomnalez, en tanto que otros cuatro hombres fueron detenidos y tras declarar hoy ante la jueza quedaron en libertad.

Trascendió de fuentes policiales que este martes por la mañana, los investigadores realizaron un allanamiento en la casa de uno de los detenidos y encontraron una crema de manos de marca argentina, que tratan de averiguar si pertenecía a la joven asesinada.

Mientras, la Policía continuaba buscando al albañil, que tiene entre 45 y 50 años y domicilio en la ciudad de Montevideo, y que entre la noche del sábado 27 de diciembre y el 28 de diciembre habría reparado el techo de una casa en la zona de Valizas, de donde desapareció al terminar el fin de semana.

Según informaron fuentes de la investigación a NA, el hombre tendría características similares al que fue visto por testigos, el domingo 28, perseguir a Lola mientras caminaba por la playa.

El sospechoso, que no tendría antecedentes penales, vestía una remera Hering, bermudas de jean y zapatillas, la última vez que fue visto cerca de la adolescente.

Mientras se trataba de dar con el albañil, la Policía detuvo a un amigo del sospechado que tiene varios ranchos levantados en esa zona de la costa marítima uruguaya, para alquilarlos en verano, pero tras declarar ante la jueza, quedó en libertad.

En tanto, la Policía también detuvo otros tres hombres, dos de ellos fueron vistos en un toque de tambores en la playa al que asistió la adolescente de 15 años la noche anterior a su desaparición y uno de ellos tendría marcas de pelea en sus brazos.

El tercer detenido sería el que albergó al albañil buscado en su casa los días posteriores al asesinato de Lola.

El resto de los detenidos, que se encontraban incomunicados, fueron liberados este martes por la tarde tras declarar ante la jueza López.

Uno de ellos al salir de los tribunales dijo ante la prensa que "es inocente y que sólo fue a Valizas una noche antes de Navidad".

Identificado como Mariano, el joven dijo que lo detuvieron por su parecido físico con el hombre del identikit, pero que él no tuvo nada que ver con el crimen y que "es un papelón" que lo investiguen.

"Me siento tranquilo porque sé que soy una persona que me quiere todo el mundo y voy siempre a las llamadas y a escuchar los tambores. Me preguntaron si fui a Valizas y dije que sí, pero fue antes de Navidad", contó el joven.

Además de los detenidos, la madre del albañil que está siendo buscado por la Policía se presentó este martes espontáneamente ante la Justicia para ponerse a disposición.

Las principales hipótesis que barajaban hasta el momento los investigadores a cargo de la fiscal Soledad Barriola, refieren a un intento de robo, hipótesis que se refuerza con la desaparición de la mochila en la que la chica llevaba algo de dinero.

Como la ropa de la chica fue encontrada intacta y no hay rastros de ataque sexual, se cree que el asesino intentó degollar a la adolescente con un arma cortante, la golpeó en el cráneo, probablemente en el rostro, y finalmente la asfixió contra la arena, de acuerdo con los datos revelados de la autopsia.