Según la policía, “Conejo” es la clave para resolver crimen

Las autoridades uruguayas buscan al hombre del identikit, cuya situación es más comprometida a raíz de los testimonios de las personas liberadas ayer.
Miércoles 7 de enero de 2015

Los últimos testimonios recogidos por la Justicia uruguaya incrementaron las sospechas sobre el albañil de 45 años que se encuentra prófugo en torno al asesinato de la adolescente argentina Lola Chomnalez, ocurrido en la playa de Valizas.

Es que según pudo reconstruirse, mientras trabajaba con otros dos compañeros, el hombre, al que llaman "Conejo", desapareció por algunas horas y regresó con dinero, que dijo había encontrado en la playa.

Según una fuente judicial citada por el diario uruguayo El País, el hombre, cuyas características faciales responden al identikit difundido por la Justicia local, pintaba el techo de un rancho junto a otros dos compañeros y se ausentó entre las 15:00 y las 18:00 del domingo 28 de diciembre pasado.

Tras ese lapso, el "Conejo" regresó a la casa con bolsas de comida para sus compañeros y dijo que había encontrado dinero en la playa.

Las sospechas apuntarían a que el crimen de Lola se produjo en el marco de un robo, mientras continúa desaparecida la mochila en la que la joven de 15 años llevaba 2.500 pesos.

La jueza del caso, Marcela López, ordenó la captura de "Conejo", quien según los testimonios recogidos fue invitado por conocidos a trabajar en el rancho porque tenía problemas de dinero.

La magistrada también ordenó la detención de otro hombre conocido como "El Huguito", que también trabajaba en la obra, al igual que varias personas que fueron indagadas en los últimos días.

Este martes, se presentó a declarar ante la jueza López y la fiscal Soledad Barriola la madre de el "Conejo" para defender a su hijo, aunque aseguró no conocer su actual paradero. Por otro lado, uno de los compañeros de obra del prófugo, un joven de 20 años llamado Juan, dijo que lo invitó a trabajar al "Conejo" al comprobar su precaria situación.

"El domingo 28 —fecha que desapareció Lola— estaba pintando el techo del rancho de la señora Ibáñez en Valizas. Lo vi a este hombre (el prófugo retratado en el identikit) y lo invité a trabajar porque estaba pasando mal. Ahora la Policía lo está buscando", señaló Sosa al diario, tras prestar declaración.