La Pampa: incendios arrasan 3 mil hectáreas

Martes 13 de enero de 2015
Una serie de incendios forestales arrasó con 3 mil hectáreas de vegetación en La Pampa, donde la presencia del fuego obligó a las autoridades de Vialidad Nacional a cortar el tránsito por más de siete horas en la ruta 35, al sur de Santa Rosa, mientras varias localidades sufrieron falta de agua, entre ellas la capital.

El director de Defensa Civil local, Gustavo Romero, dijo que hay "algunos focos controlados" y señaló que quedaban "tres activos, uno al norte y dos al oeste de Cuchillo Có".

Respecto del fuego que provocó el corte de la ruta, indicó que "se reactivó en la zona de Quehué, cuando lo habíamos dado por extinguido, pero el personal de Santa Rosa que iba a los incendios del sur observó el fuego y empezó a combatirlo".


El funcionario señaló que de acuerdo a las estimaciones de los brigadistas "se quemaron más de 3.000 hectáreas y el humo llegó hasta Buenos Aires", dado que el polvillo gris fue percibido en algunas localidades del sur bonaerense.

Asimismo, las autoridades pampeanas pidieron colaboración a las de Buenos Aires para coordinar operativos que ayuden a controlar los incendios.

Para combatir las llamas, que en algunos casos se mantuvieron durante una semana completa, los brigadistas pampeanos contaron con la colaboración de bomberos, policías, establecimientos rurales y dos aviones hidrantes.

Uno de los incendios se produjo entre el paraje Padre Buodo y la localidad de Ataliva Roca, en el kilómetro 270 en la ruta 35. Desde el norte el tránsito fue desviado ayer por la ruta provincial 18 hacia Quehué, a causa de que la cortina de humo se alcanzaba a ver desde unos 20 kilómetros.

Esta madrugada se restableció el tránsito en la ruta 35, tras ser sofocado el foco de incendio.
Vialidad Nacional recomendó a los conductores que deban atravesar la región "precaución por las posibilidades de que se vuelva a reactivar" el fuego.

Otro de los incendios que pudo ser controlado había comenzado el viernes en la zona de Puelches y Pichi Mahuida, en el sur provincial, y afectó la provisión de agua potable durante todo el fin de semana en unas 15 localidades pampeanas, entre ellas Santa Rosa.

En esta capital varios barrios se quedaron sin el servicio y se esperaba que se normalice durante la jornada de hoy con el llenado de las reservas con las que cuenta la municipalidad.

La Dirección de Agua y Saneamiento de Santa Rosa informó que la merma y la falta de agua "se debió a un corte de luz producido por incendios que afectaron la producción de la Aguas del Colorado SAPEM", empresa que administra el Acueducto del Río Colorado.

Las fallas fueron subsanadas ayer, pero el restablecimiento del cauce normal de agua por las tuberías demora más de 10 horas entre el río Colorado y las localidades afectadas.