“Sólo un perverso puede pensar que se pactó impunidad”

El ministro del Interior y Transporte cuestionó al fiscal Alberto Nisman y, para refutarlo, recordó cómo fue la actuación internacional del Gobierno tras la aprobación del Memorándum de Entendimiento con Irán.
Jueves 15 de enero de 2015
El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, calificó como un "disparate" la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner y sostuvo que "solamente un perverso puede pensar" que hubo un "pacto de impunidad".

"Lo del fiscal Nisman es un disparate, de una absoluta irresponsabilidad, una falta de seriedad increíble", sostuvo Randazzo respecto de la imputación del fiscal a la Presidenta y al canciller Héctor Timerman, entre otros.

El ministro se pronunció así en declaraciones periodísticas formuladas durante una recorrida por las obras de la nueva estación de Ciudad Universitaria, donde cuestionó a Nisman y, para refutarlo, recordó cómo fue la actuación internacional del Gobierno tras la aprobación del Memorándum de Entendimiento con Irán.

"Ni en la cabeza del más mal pensado puede estar la idea de que la Presidenta de la República tiene un pacto de impunidad para ocultar qué fue lo que pasó en una cosa tan trágica como fue el episodio de la AMIA. Solamente un perverso puede pensar una cosa como esa", afirmó.

El precandidato presidencial Frente para la Victoria recordó que el Memorándum "se firmó 27 de enero de 2013" y que "el 15 de febrero el canciller manda una nota a Interpol diciendo que de ninguna manera esto cambia la carátula y las alertas rojas".

De esta manera, Randazzo afirmó que tras la firma del acuerdo ocurrió "lo contrario" a las motivaciones que Nisman le atribuyó al Gobierno, como lograr un "intercambio de granos por petróleo" y "levantar las alertas rojas de Interpol" sobre los imputados iraníes.

El funcionario remarcó que "la idea del memorándum precisamente era permitir que aquellos imputados por el fiscal Nisman puedan ser indagados en Irán, porque la ley iraní no permite la extradición".

"Por eso es un disparate (la denuncia de Nisman). La idea es finalmente tapar su incapacidad (para resolver el caso)", remató el ministro y aspirante presidencial.