“Tengo el proyecto de visitar Argentina, Chile y Uruguay”

"Entrar a los Estados Unidos por la frontera de México sería una cosa hermosa”, dijo Su Santidad. También habló de “paternidad responsable”: y recomendó tener no más de tres hijos por familia.
Lunes 19 de enero de 2015

El papa Francisco anunció este lunes durante el vuelo de regreso a Roma que visitará Bolivia, Paraguay y Ecuador en 2015, confirmando su voluntad de querer recorrer los países de la "periferia" del mundo e invitó a los católicos a una "paternidad responsable" .

En declaraciones a los periodistas que lo acompañaban en el vuelo de regreso de Sri Lanka y Filipinas, el papa ilustró sus proyectos de viajes tanto para el 2015 como para el 2016 y habló sobre los anticonceptivos y la "paternidad responsable" tras invitar a los católicos a evitar reproducirse "como conejos".

"Tengo el proyecto de visitar Bolivia, Paraguay y Ecuador este año", confirmó el papa argentino, sin precisar las fechas de su segundo viaje a América Latina, después del de Brasil, celebrado pocos meses después de su elección en marzo del 2013.

Según adelantó este mismo lunes el presidente boliviano Evo Morales, el pontífice viajará en julio a Bolivia, aunque no especificó cuántos días permanecerá en el país andino.

"En el 2016 tengo el proyecto, pero no es nada seguro, de visitar Chile, Argentina y Uruguay", agregó el papa ante los cerca de 70 periodistas que lo acompañaron en su gira de seis días a Sri Lanka y Filipinas, donde presidió el domingo la misa más multitudinaria de la historia reciente de la Iglesia.

El papa no excluye incluir en esa ocasión un país como Perú.

Durante la charla con la prensa, Francisco contó que este año tiene programando visitar también Estados Unidos y que le gustaría ir a México.

"Entrar a los Estados Unidos por la frontera de México sería una cosa hermosa, como signo de hermandad, pero ir a México sin visitar a la Virgen (de Guadalupe) sería un drama... Creo que voy a ir sólo a tres ciudades estadounidenses", dijo tras haber mencionado Filadelfia, para el encuentro con las Familias, Nueva York, para la visita a la ONU, y Washington.

"Ir a California para la canonización de Junípero Serra me gustaría, pero creo que va a ser un problema de tiempo, se necesitan dos días más. Yo creo que voy a hacer la canonización en Washington: es una figura nacional", explicó.

Igualmente reveló que está organizando su primer viaje a África, "hacia finales de año", para visitar República Centroafricana y Uganda.

"Este viaje tiene retraso, por el problema del ébola. Es una gran responsabilidad organizar grandes reuniones por el riesgo del contagio. Pero en estos dos países, no hay problema", admitió.

Con esos viajes, Francisco, que cumplió 78 años en diciembre, quiere manifestar con gestos concretos su cercanía y solidaridad a países más pequeños, que han sufrido por la pobreza, el aislamiento o la falta de atención.

- Como conejos -
==================

Francisco, que suele hablar con tono claro y directo, interrogado sobre el tema del control de nacimientos, consideró que los católicos deben cumplir lo que llamó "paternidad responsable".

"Algunos creen, perdonen la expresión, que para ser bueno y católico tenemos que ser como conejos", dijo Francisco, cuyas declaraciones suscitarán probablemente polémica entre los sectores más conservadores.

"Yo creo que el número de tres hijos por familia, según lo que dicen los técnicos, es el número importante para mantener a la población", agregó.

"La palabra clave para responder con paternidad responsable es el diálogo. Por ello en la Iglesia hay grupos matrimoniales para hablar de ello, tenemos expertos en estas cuestiones, y hay pastores. Yo conozco muchas vías lícitas, que han ayudado en esto", añadió.

Francisco contó que regañó a una mujer que se encontraba en el octavo embarazo y había tenido siete cesáreas.

"¿Quiere dejar huérfanos a sus hijos? No hay que tentar a Dios...", le reprochó.

Si bien el papa latinoamericano insta a una suerte de control de la natalidad, sin precisar cuál, reiteró que durante su viaje a Filipinas --tercer país con mayor número de católicos después de Brasil y México-- insistió en la vigencia de la encíclica de Pablo VI "Humanae Vitae", de 1968, en la que la Iglesia católica se opone y rechaza tajantemente el uso de la píldora contraceptiva.

"La palabra clave para responder a ello es paternidad responsable, y cada persona, en el diálogo con su pastor, debe buscar cómo llevar a cabo esa paternidad", aseguró.

El pontífice habló de nuevo de la libertad de expresión tras los atentados de París contra la revista satírica Charlie Hebdo y pidió usar "la virtud humana de la prudencia" ante la violencia.

"La libertad de expresión debe tomar en cuenta la realidad humana, y por esto debe ser prudente", explicó tras la polémica que desataron sus declaraciones en las que admitió que si alguien ofende a la madre, debe esperarse "un puñetazo".