Fernando Esteche: “Conozco a Rabani y hablé con él”

Habló con Ari Paluch y Facundo Pastor en “El Exprimidor” de radio Latina.
Miércoles 21 de enero de 2015

¿En algún momento vos negociaste con algún representante de Irán restablecer relaciones comerciales con Argentina?

¿A vos qué te parece? De ninguna manera. No puedo hablar en nombre de la Argentina porque no tengo llegada a ningún sector del Gobierno.

Mirá lo que dice el fiscal. Comunicación del 18 de diciembre de 2012: cuando nada se sabía de lo que se estaba negociando en Suiza, Fernando Esteche (partícipe de esta maniobra, líder del grupo “Quebracho”, defensor del régimen iraní y allegado a un sector del gobierno nacional) aseveró “los tipos quieren restablecer relaciones y lo van a hacer”. ¿Vos recordás algo esta charla?

No, no. Pero tranquilamente puede ser. No sé a qué allegado, a qué personaje del gobierno me involucra. Pero es sólo una valoración política.

¿Con quién mantenés dialogo del Gobierno?

Con cualquier cantidad de diputados nacionales, con vicegobernadores, con gobernadores.

¿Tenés buen vínculo por ejemplo con Larroque?

No. No tengo ninguno. Ni bueno ni malo.

¿D'elía?

Si. Estuvo yendo a visitarme a la cárcel. Hace un mes y dos días que salí de la cárcel.

Si bien vos sos un interesado y el fiscal te identifica como un “fanático del régimen iraní”... ¿Vos conocés a representantes de Irán en Argentina?

Yo conozco a Rabani. Hablé con él.

¿Con Khalil?

Si. Es un hincha de All Boys, de Floresta, un pibe de 39 años que no tiene nada que ver con Irán. Es un dirigente comunitario islámico. Es como Abud pero de otra congregación.

Pero Rabani no es un mero hincha de All Boys...

No. Rabani no es argentino, es iraní.

Según la denuncia del fiscal, es más que un hincha de All Boys o un simple muchacho de 39 años.

No. Es el principal dirigente en el plano administrativo de la congregación Siria de la Argentina árabe islámico.

“Un contacto de Jorge Khalil, el empresario iraní Ranema, también estaba al tanto del interés argentino de comerciar con Irán. Por dicha razón se comunicó con Khalil para reunirse con representantes argentinos para abrir el camino a las empresas iraníes para que negocien con Argentina. Este acercamiento hubiera sido impensado antes del memorandum”, decía Nisman.

Coincido. Hubiera sido impensado.

Nisman sostenía claramente que Khalil era un representante de Rabani en Argentina y Rabani está prófugo por el atentado.

Khalil no es miembro del gobierno iraní. Es un dirigente muy importante y muy probablemente quiera interceder en hacer negocios con distintos países. Eso no me consta. No lo sé. Ser prófugo no implica ningún valor. Acá tenemos jueces que tienen precio y fiscales que hacen denuncias como las que se han hecho. Yo me comí un año preso por un hecho en el que no participé. En el Poder Judicial argentino no tenemos ninguna garantía procesal.

¿Rabani era una persona que te generaba interés desde qué punto de vista?

Soy profesor de Relaciones Internacionales, viajé a Irán en el marco de un intercambio académico.

¿No se te pasó por la cabeza que fuera el hombre que instigó el peor atentado de la historia de nuestro país?

No. De ninguna manera. Una cosa son estos locos degenerados que generan las masacres que todos conocemos y otra cosa es la colectividad o la religión Shia que es lo más liberal del islam. Son lo menos ortodoxos.