Lourdes Sánchez: “Me hacían bullying por mi cola salida”

Jueves 22 de enero de 2015
La mediática Lourdes Sánchez, de 28 años, que despertó suspiros en la audiencia del bailando 2014, por sus curvas reveló que desde chica "soñaba con ser bailarina clásica" pero, por su figura sufría "bullying" de sus compañeras por su cola, lo cual motivo que estuviera casi a punto de abandonar esta pasión.

"Siempre tuve la cola medio salida y en danza clásica es lo peor que te puede haber porque tenés que ser chata. Lo que yo tengo es algo natural es por un sobrehueso en el coxis. Las nenitas me señalaban y le decían a la maestra que yo sacaba cola y nada que ver. Un día volví a casa llorando y no quise ir más, pero la profesora me vino a buscar a casa y le dijo a mamá que tenía muchas condiciones. Después me hice amiga de esas chicas que, en principio cuando comencé ellas me habían hecho bullying", indicó Sánchez en declaraciones a la revista Paparazzi.

La mediática, una de las figuras del certamen de Showmatch, se convirtió en una bailarina profesional y lo que genero la burla de chica, "Su cola", hoy es uno de sus mejores atributos. Y quedo demostrado cuando en 2013 fue convocada por la revista Playboy, con una impactante que la edición se replicó en Letonia en 2014.

También contó sobre la relación que mantiene con el productor de Casa Fantasma, el "Chato" Prada, quien es uno de los productores de Casa Fantasma, obra que encabeza Pedro "Peter" Alfonso en el teatro Holiday en Carlos Paz.

"La femme fatale nunca se va, por más que este comprometida. Incluso, a la hora de estar entre casa o de dormir no abandono ese costado sensual y eso a mi novio le encanta. Siempre voy a estar vestida con algo sexy, con camisolín, culotte, shorcito muy cortito. ¡Y con perfume puesto!. Está bueno para incentivar todo el tiempo a la pareja, que la intimidad no se torne monótona y que él no se aburra de mí".

Por último, Lourdes reconoció que esta alejada de su pareja por la distancia, pero igual se las arreglan para mantener algunos encuentros fugaces.

“La intimidad que tenemos con mi novio es una de nuestras potencias, creo es el 70 por ciento de la pareja. Nos sacamos fotos o usamos la camarita del Facebook cuando estamos a la distancia porque él se volvió a Buenos Aires", comentó.