"Hay demasiados elementos para escuchar a Stiuso"

Aníbal Fernández se refirió a la citación del ex agente de Inteligencia. "La fiscal puede mandarlo a buscar por la fuerza si hoy no se presenta a declarar", afirmó el secretario general de la Presidencia.
Jueves 5 de febrero de 2015

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, consideró esta mañana que "hay demasiados elementos para escucharlo" al ex agente de inteligencia Antonio "Jaime" Stiuso, quien fue citado para declarar hoy como testigo en el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Por otra parte, Fernández celebró que la fiscal Viviana Fein haya dado marcha atrás a su pedido de vacaciones, al sostener que "era una cosa que se corría absolutamente del eje: estamos con una preocupación severa, estamos casi en estado de conmoción social".

En su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada, el funcionario insistió con que "no podemos quedar ausentes, afuera de esto que está sucediendo. Es imperioso que estemos acompañando. Era importantísimo que (Fein) se quedara. Festejo que haya razonado y haya tomado esa decisión".

Según Fernández, "nos preocupa la relación que tenían" Stiuso y Nisman, "era estrechísima", y evaluó que el ex agente tuvo "un gesto desafiante" en una entrevista concedida a un portal, aunque destacó que no sabe "para quién es" esa señal.

En ese sentido, al ser consultado sobre si "es lo mismo" que Stiuso declare como testigo que como sospechoso por la muerte de Nisman, respondió: "No, creo que no. Hay demasiados elementos para escucharlo".

Opinó que el ex agente "se ufana que alguien, por haberse olvidado el teléfono, no la va a pasar bien" con "un gesto desafiante permanentemente y hasta amenazante. Habría que haberlo evaluado con mucho criterio".

Reiteró que Stiuso "legalmente está" en el país, y evaluó que "la fiscal puede mandarlo a buscar por la fuerza" si hoy no se presenta a declarar.

Ayer, el ex director general de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (SI) fue convocado a declarar a las 11 en la sede de la Fiscalía, Tucumán al 900 de esta Capital.

Según fuentes consultadas, la Fiscalía tuvo en cuenta las llamadas entrantes y salientes de los teléfonos de Nisman secuestrados tras su muerte, que recién hoy se habrían "abierto" después de la designación de los peritos de parte, agregaron los informantes.