La Procuración le rescindirá el contrato a Diego Lagomarsino

El experto en informática trabajaba en la Unidad Fiscal AMIA. Diego Lagomarsino es el dueño de la pistola de donde salió el proyectil que terminó con la vida del fiscal Alberto Nisman.
Sábado 7 de febrero de 2015

La Procuración General de la Nación decidió rescidindirle el contrato a Diego Lagomarsino, experto en informática y dueño de la pistola de donde salió el proyectil que terminó con la vida del fiscal Alberto Nisman, que trabajaba en la Unidad Fiscal AMIA.

La medida también se hará extensiva a Claudio Rabinovich, otro de sus colaboradores, quienes ya no serán más empleados contratados por el Gobierno.

Es que el fiscal federal Alberto Gentili, que reemplazó a Nisman, comunicó que no se presentaron a trabajar y que no presentaron las facturas correspondientes.

"La rescisión de los contratos se hará efectiva el lunes próximo [por pasado mañana]. No hay marcha atrás en la decisión", afirmó una fuente de la Procuración General.

Además de ser el dueño de la pistola Bersa Thunder 9 milímetros de donde salió el proyectil que mató a Nisman, Lagomarsino es el único imputado que hasta el momento tiene la investigación, pero aún no fue llamado a prestar declaración indagatoria.

Rabinovich es un abogado que colaboraba con Nisman. Era una suerte de consultor con quien Nisman discutía las presentaciones más sensibles, informó un funcionario con acceso a la causa.

Rabinovich estuvo en el departamento de Nisman del complejo Le Parc de Puerto Madero el viernes anterior a que se descubriera la muerte del fiscal.


Lagomarsino tiene 38 años y trabajaba como experto en informática para Nisman, que lo había contratado con un sueldo mensual de 41.800 pesos, el más alto de todos los contratos temporarios de la Procuración, informaron fuentes oficiales.