Lola: problema por la marihuana podría ser causa de crimen

Estiman la posibilidad de que el 28 de diciembre pasado, cuando salió a caminar por la playa desde la casa de su madrina, en el balneario, lo hiciera para adquirir esa sustancia.
Martes 10 de febrero de 2015

Las principales pistas que actualmente manejan los investigadores del crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en una playa del departamento uruguayo de Rocha, apuntan a allegados a la familia de la madrina de la chica o a un eventual problema por el consumo de marihuana en la zona.

Esas hipótesis se fundan en las conclusiones sacadas por el médico forense Guido Berro, quien actuó en la causa a pedido de la familia de la víctima, en el sentido de que la fuerza ejercida durante el crimen correspondería a un autor adolescente o a una mujer.

También, de acuerdo con lo publicado hoy por el diario El País de Uruguay, los investigadores del caso sabían que la chica consumía marihuana y estiman la posibilidad de que el 28 de diciembre pasado, cuando salió a caminar por la playa desde la casa de su madrina, en el balneario de Valizas, lo hiciera para adquirir esa sustancia.

Berro concluyó que la chica fue asfixiada tras ser atacada con un arma blanca y golpeada por uno o más adolescentes, o mujeres, por lo que se infiere que pudo haber una pelea en torno a la venta de marihuana.

El forense también concluyó que no hubo intención primaria de concretar el crimen y que tampoco existió un ataque sexual.

La jueza Silvia Urioste le tomó este lunes declaración a los padres de Lola, para luego devolverle la mochila y las pertenencias de las chicas que fueron encontradas el 15 de enero pasado.

La magistrada también le tomó declaración a dos adolescentes, uno de ellos allegado al hijo de 14 años de la madrina de Lola y que reconoció haber conocido a la chica argentina, y a la madre de ambos.

Una de las posibles claves en la investigación es el tipo genético de la sangre encontrada en el interior de la mochila de Lola, que no se corresponde con la chica, ni con los 13 indagados hasta el momento en el caso.

Jorge Barrera, abogado de la familia de Lola, manifestó en las últimas horas su conformidad por la investigación a cargo de la jueza Urioste y la fiscal Gabriela Sierra.

"Hay que dejar trabajar a la Justicia. Hay que seguir trabajando y buscar respuestas, que es lo que la familia se merece", expresó en declaraciones realizadas al diario local El Observador.

Este lunes la Suprema Corte de Justicia uruguaya ordenó, a través de un comunicado, a jueces y fiscales que no brinden información a la prensa sobre casos en investigación.

Lola había llegado a Valizas la tarde del 27 de diciembre pasado para pasar unos días de vacaciones junto a su madrina, el esposo y su hijo.

Al día siguiente salió a caminar y se le perdió el rastro, hasta que su cuerpo fue encontrado a unos 200 metros de la playa y llegando al balneario vecino de Aguas Dulces, dos días después.