Citan a declarar a cinco personas en el caso de Lola

La jueza Silvia Urioste, que esta a cargo de la investigación por la muerte de la joven argentina, citó para la semana próxima a otras cinco personas con el objetivo de reconstruir sus últimos días.
Sábado 14 de febrero de 2015
La jueza Silvia Urioste que esta a cargo de la investigación por el homicidio de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en una playa del departamento uruguayo de Rocha, citó para la semana próxima a otras cinco personas con el objetivo de reconstruir los últimos días de la adolescente.

Según informaron fuentes judiciales a la prensa local, a pedido de la fiscal Gabriela Sierra, la jueza tomará las declaraciones a partir del próximo miércoles.

Además, se espera que peritos de la Policía Científica le entreguen a la Justicia el perfil criminológico del posible o de los posibles autores del crimen.

Este viernes la jueza le tomó declaración a una persona que fue detenida por la mañana en la localidad del Chuy y liberada por la tarde ya que la magistrada sólo quería saber si estuvo en la zona de Valizas y Aguas Dulces en la fecha en que Lola fue asesinada.

El abogado de la familia de Lola, Jorge Barrera, dijo a la prensa que ahora se está en la etapa de "profundización" de una de las líneas de investigación, que apunta al entorno familiar de la adolescente argentina.

En tanto que el director nacional de la Policía de Uruguay, Julio Guarteche, dijo que "el asesino de Lola no puede estar tranquilo" ya que la Justicia tiene su ADN.

Guarteche admitió en declaraciones a la prensa uruguaya, que el posible responsable de la muerte de la adolescente puede ser extranjero y probablemente se haya ido del país.

El jefe policial, aseguró que continuarán con la investigación "hasta encontrar al asesino de Lola, sin importar el tiempo que lleve".

La semana pasada un informe del médico forense Guido Berro entregado a la Justicia señalaba que por la forma en que la joven fue asesinada, debió ser una mujer, un adolescente, o varios.

Lola, de 15 años, llegó a la localidad uruguaya de Valizas el sábado 27 de diciembre y allí se encontró con su madrina, el esposo de la mujer y los hijos de él.

Al día siguiente salió a caminar por la playa, desapareció, y el martes 30 de diciembre su cuerpo fue encontrado semienterrado en la arena entre las playas de Valizas y Aguas Dulces.