Córdoba: 7 muertos y una persona desaparecida

Cayeron unos 300 milímetros en doce horas, lo que hizo crecer repentinamente los ríos que bajan.
Lunes 16 de febrero de 2015

El violento temporal que azotó a Córdoba este fin de semana largo ya dejó un saldo de siete
personas muertas y un persona continuaba desaparecida, según confirmó el titular de Defensa Civil, Diego Concha.

Mientras unas 600 personas seguían evacuadas este lunes por la tarde, los rescatistas hallaron cerca de las 13:30 el cadáver de una niña de unos cinco años en el barrio San José de la localidad de Río Ceballos, ubicada a los pies de la Sierra Chica a unos 30 kilómetros al norte de la capital provincial.

La niña iba con su madre en una camioneta Traffic y el vehículo fue arrastrado por la corriente.

Asimismo, personal de Defensa Civil, de Bomberos Voluntarios y efectivos de la Policía cordobesa hallaron el cuerpo de un hombre de 35 años en Colonia Hogar, localidad cercana a la zona de Sierra Chica.

El hombre murió tras ser arrastrado por la corriente en el momento en el que él salvó a su mujer embarazada del agua.

Mientras tanto, se encontraba oficialmente desaparecida una joven de 21 años que integraba un grupo de boy scouts y que fue vista por última vez siendo arrastrada por el río aguas abajo en la zona de Ascochinga.

El titular de Defensa Civil señaló que también hay reportes extraoficiales sobre la desaparición de otras tres personas, aunque los familiares no habían hecho todavía la denuncia formal ante las autoridades.

Las ciudades más afectadas por el agua son Villa Allende, Mendiolaza, Unquillo, Río Ceballos, Agua de Oro, La Granja, Salsipuedes, Cerro Azul, Jesús María, Estación Juárez Celman, Ascochinga, Colonia Hogar y Córdoba capital.

Este lunes por la tarde continuaban trabajando unos 400 bomberos en las ciudades más afectadas con camionetas 4x4 y elementos de rescate acuático y terrestre.

La Policía provincial desplegó grupos especiales de salvamento, y la Dirección de Aeronáutica puso a disposición tres helicópteros.

En las primeras horas de este lunes, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, había confirmado que hasta ese momento eran cinco los muertos y cuatro los desaparecidos por el temporal que azotó a la provincia el fin de semana, mientras que unas mil personas seguían evacuadas este lunes por la mañana.

De la Sota precisó que cayeron unos 300 milímetros en doce horas, lo que hizo crecer repentinamente los ríos que bajan de las sierras, generando que las zonas costeras se vieran arrasadas por el gran caudal de agua.

El mandatario cordobés definió como un "tsunami que cayó del cielo" al fuerte temporal.

"Tuvimos un fenómeno climático muy extraño, llovieron más de 300 milímetros en una zona determinada donde al año llueven con suerte 800 milímetros, es decir que en doce horas llovió más del 30 o 40 por ciento de lo que llueve todo el año", afirmó De la Sota.

El gobernador sostuvo que en Río Ceballos fue la zona más afectada por el temporal y señaló que es donde tienen "tres personas muertas".

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, indicó que en Córdoba además de los polideportivos, "se habilitaron dos escuelas, de Villa Boedo y Villa La Maternidad, porque la gente evacuada no quería alejarse de sus viviendas".

De la Sota convocó a Passerini, y al ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López; a la Policía y Defensa Civil para conformar un comité de crisis.

El director de Defensa Civil, Diego Concha indicó además, que se movilizaron con gomones y kayaks para cruzar el agua y rescatar a la gente que estaba refugiada en los techos de sus viviendas.

El Gobierno de De la Sota decretó tres días de duelo en la Provincia y bandera a media asta en las dependencias oficiales.