Rafecas publicó documentos hallados en la caja fuerte de Nisman

La decisión del magistrado a cargo de la denuncia que hiciera Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner se justificó en "atención al interés público generado".
Miércoles 4 de marzo de 2015
El juez federal Daniel Rafecas publicó los documentos hallados en la caja fuerte del despacho
del fallecido fiscal Alberto Nisman, junto a la explicación de por qué había dos versiones del mismo texto, donde se impulsaba un pedido al Gobierno para llegar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Además de las copias de los dos documentos elaborados por el extitular de la Unidad Especial AMIA, el Centro de Información Judicial (CIJ) publicó la explicación de la secretaria de la Fiscalía General, Soledad Castro, respecto del por qué de la existencia de dos versiones.

De acuerdo al acta escrita y firmada por Castro, Nisman había trabajado para "encontrar alguna vía legal que permita obtener la efectiva extradición de los imputados de origen iraní, para su ejecución a proceso y consecuente enjuiciamiento".

En ese sentido, la idea del fallecido fiscal se plasmó en un "escrito base" en el que se pedía al Ejecutivo que "requiera al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas que active los mecanismos compulsivos" para que se "conmine a Irán a que detenga con fines de extradición para su posterior enjuiciamiento a los ocho imputados de nacionalidad iraní".

"Las negociaciones entre las autoridades de la Argentina e Irán que culminaron en la suscripción del Memorándum de Entendimiento gestaron, así lo entendió Nisman, un escenario adverso a la vía que pretendía intentar, dado que su propuesta de abordaje compulsivo contrariaba -de algún modo- el entendimiento al que se había arribado", afirmó Castro.

Tras ello, el extitular de la Unidad Especial AMIA "decidió posponer la presentación de esta alternativa y dispuso la elaboración de dos documentos derivados de aquella idea basal: el primero de ellos, estaba pensado para el caso en que Irán ratificara el citado memorando. El segundo, para el supuesto de que ello no ocurriera".

"Si bien, por disposición de Nisman, fueron actualizados en distintas oportunidades, según su criterio estos documentos aún se hallaban desfasados dado que se había modificado sustancialmente su convicción respecto de un conjunto de presunciones y conclusiones contendidas en esos textos, por lo que entendía necesario corregir una vez más su letra, para que ésta plasme su entera y actual convicción", añadió.

Finalmente, Castro explicó que "sin embargo y ante cualquier eventualidad, Nisman había dejado firmado dos proyectos, uno para el caso en que el acuerdo fuera ratificado por Irán y otro, para el caso en que no. Ambos estaban fechados en diciembre de 2014, sin fechar día exacto".

Asimismo, el fallecido fiscal dejó "rubricadas las últimas hojas de cada uno de estos proyectos, fechadas en enero de 2015, sin precisar el día", así como "dejó firmados dos oficios que requerían la intermediación de la procuradora general de la Nación (Alejandra Gils Carbó) para la articulación de la citada propuesta, uno fechado en diciembre de 2014 y el otro, en enero de 2015, sin precisar día exacto en ninguno de ellos".

La decisión de Rafecas de publicar el acta de Castro junto a las copias de los documentos hallados en la caja fuerte produjo después de que la Presidenta señalara que la presentación en su contra "debería llamarse Nisman versus Nisman" debido a la aparición de los documentos que "dicen exactamente lo contrario a lo que planteó en la denuncia".

"¿Con cuál Nisman me quedo? ¿Con el que nos acusa de encubrimiento o con el cual se dirigía mí, porque se dirigía a la titular del Poder Ejecutivo, reconociéndome todo lo que habíamos hecho, todo lo que habíamos dicho para que yo me presentara ante el Consejo de Seguridad?", había asegurado la mandataria el pasado domingo ante la Asamblea Legislativa.