Casal explicó cómo funcionan nuevos juicios por jurados

El titular de la cartera de Justicia bonaerense fue entrevistado por Chiche Gelblung en Argentina Despierta donde argumentó por qué se optó por un “jurado popular pleno”. También dio detalles sobre la nueva ley contra la violencia en el fútbol que impulsará el oficialismo.
Jueves 19 de marzo de 2015

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, visitó Argentina Despierta donde explicó cómo funcionan los flamantes juicios por jurados.

¿Por qué son 12 los jurados?
En la práctica son 6, 9 o 12. Nos pareció que un cambio paradigmático en el Sistema Judicial necesitaba mucha gente que esté de acuerdo.

¿No debería ser un número impar?
No, porque el veredicto de absolución o culpabilidad son 10 sobre 12. Para prisión perpetua se necesita 12 votos. La pena la determina la acusación. El jurado tiene que evaluar la prueba. Debe evaluar si lo que está probado lo convence para decir que es culpable o inocente.

¿Por qué la libertad es inapelable pero la culpabilidad sí es apelable?
Nosotros optamos por jurado popular pleno, no pueden ser abogados, procuradores, fuerzas armadas, etc. Son elegidos por sorteo. Si el jurado es soberano, debe respetarse su soberanía. Entonces, si dicen que no es culpable no puede ir a revisión técnica porque no sería soberano.

¿Tiene valor un veredicto en un caso como el de Mangeri donde todos ya consideran culpable al acusado?
Todos somos prejuiciosos, los jueces y los fiscales también tienen prejuicios. El jurado va a ver si las huellas que tuvo Mangeri fueron producto de la víctima. A partir de la instalación de los jurados, los abogados tienen que hablar en un español básico y claro. Ya no pueden hablar en forma técnica.

¿Están impulsando una nueva ley para combatir a los barras?
La mal llamada Ley De la Rua no tiene prevista la actividad de los barras. Nuestra propuesta es tipificar las acciones del barra cometa dentro y fuera del estadio, en todo el ámbito relacionado con el deporte. En la provincia tenemos 60 partidos AFA por fin de semana. La ley también va a especificar la conducta de los dirigentes que faciliten entradas, etc. Además, la nueva ley va a prever los delitos cometidos en el camino a los estadios. Los fiscales van a tener una herramienta para actuar. No van a tener ninguna excusa.