Se abren 40 causas al día por ataques sexuales

La víctimas son jóvenes entre 13 y 20 años. Muchas de ellas son drogadas y emborrachadas en boliches y luego abusadas. Hay otros casos en que los agresores son miembros propias de la familia.
Sábado 21 de marzo de 2015
Unas 40 causas relacionadas con delitos sexuales son abiertas cada día en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, denunció una ONG que asiste a personas violadas, alertando que los agresores parecen estar "ensañados"
con chicas de 13 a 20 años.

El reciente caso de una adolescente que denunció un abuso sexual dentro de un hospital de la localidad bonaerense de
Pacheco, tras concurrir a un boliche, donde se presume que fue drogada, se enmarca en un problema gravísimo de episodios contra la integridad sexual, con una frecuencia de aproximadamente 40 causas abiertas cada jornada en la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal.

En el preocupante cuadro trazado por María Elena Leuzzi, titular de Ayuda a Víctimas de Violación (A.VI.VI.), se alerta que los agresores están "ensañados" con chicas de entre 13 y 20 años, aprovechando el descontrol en los boliches con la venta de alcohol y estupefacientes.

"El aumento interanual de las denuncias es claro. Esto ocurre, entre otros factores, porque la Justicia está fallando. Los
juzgados y tribunales tienen muchísimas herramientas para impedir que los violadores reciban beneficios excarcelatorios. Pero no les importa. Y los largan a la sociedad. Son irrecuperables. Lo dicen los psiquiatras de todo el mundo. Entonces, en la calle, vuelven a violar", dijo.

Las cifras publicadas por el Ministerio Público Fiscal sobre delitos sexuales que se convierten en expedientes exhiben una
preocupante aceleración: en 2011 fueron 7.517, en 2012 resultaron 8.562 y en 2013 se contabilizaron 9.257.

El promedio es de 23 episodios denunciados por día. En la Ciudad de Buenos Aires las fiscalías reciben entre 15 y 18 causas cada jornada, indica hoy el Diario Popular.

"Estoy cansada de ver que condenan a un abusador a 20 años de prisión. Luego apela, Casación reduce drásticamente esa condena y le dan beneficios excarcelatorios cuando lleva 7 u 8 años de cárcel. Esa persona sale a la calle. Es un depredador sexual. Pero a nadie en la Justicia parece importarle. Saben que son irrecuperables y que van a volver a violar. Por eso las tasas
siempre aumentan", señaló Leuzzi.

Para la titular de A.VI.VI., "no se tiene en cuenta que el violador es prolijo dentro de las unidades penitenciarias, se
porta bien, obviamente allí adentro no somete sexualmente a nadie, así que todos sus informes son positivos, excelentes, pero una vez que está en la calle atacan naturalmente", agregando que "el sistema judicial es perverso y machista".

"Las evaluaciones que hacemos desde A.VI.VI. indican que se viene bajando en la edad de las víctimas que asistimos. Hay casos de mujeres adultas o abuelas, pero no son la mayoría. Las que más sufren abusos son niñas, adolescentes y mujeres jóvenes. Es crítico el problema entre nenas de 9 a 13 años. Aquí hay muchos casos con agresores conocidos, intrafamiliares. Se habla de un 70% de los casos", dijo la especialista.

Leuzzi destacó que "es complicado cuando las madres se animan a denunciar abusos que sus hijos sufrieron, porque las víctimas resultan victimizadas nuevamente, esta vez por la justicia, particularmente por magistrados alineados por el falso Síndrome de Alienación Parental (SAP), teoría aberrante que sostiene que los niños abusados mienten a instancias de sus mamás".

Asimismo, Leuzzi indicó que "otro segmento en riesgo es de las chicas adolescentes de 13 a 20 años que asisten a boliches, porque en estos espacios está de moda la cacería perpetrada por grupos de varones, que emborrachan o drogan a sus víctimas, para luego someterlas sexualmente".

"Estamos pidiendo desde hace rato que haya controles en los accesos y salidas de las discotecas. Midan el nivel de alcohol en
sangre de las chicas. Para asistirlas cuando están mal. Porque están en riesgo en ese estado de vulnerabilidad. Lamentablemente el negocio de los boliches, del alcohol y la droga es más importante", finalizó la presidenta de A.VI.VI..