"Están usando el lobby militar en Malvinas para seguir gastando plata"

La embajadora argentina en Gran Bretaña, Alicia Castro, definió como "una burda y sucia propaganda" a la versión de un diario inglés sobre una supuesta "invasión argentina" y la atribuyó a una "excusa del lobby militar" para "seguir gastando" en el sector en momentos de "crisis económica".
Martes 24 de marzo de 2015
Además, aseguró que "la Argentina no representa ningún peligro para el Reino Unido ni para los habitantes de las Islas Malvinas" y estimó que "no va a ocurrir nunca más una guerra" en el archipiélago del Atlántico Sur.

"Es una burda y sucia propaganda", sostuvo Castro al referirse a la versión del diario británico The Sun -al que definió como "prensa basura"-, según la cual el Reino Unido "planea reforzar su presencia en Malvinas con más tropas y equipamiento para contrarrestar una creciente amenaza de invasión desde Argentina".

La embajadora argentina en Gran Bretaña amplió: "Es una excusa que se usa, por un lado el lobby militar, para seguir gastando dinero, pero (también porque) tienen cada vez más cuestionamientos de una parte creciente de la sociedad inglesa".

Según Castro, la ciudadanía británica "ve completamente inútil que, mientras hay crisis económica, con recortes en los sistemas de salud, en beneficios que se les daba a los empleados y en viviendas, al mismo tiempo se esté haciendo un gasto militar desmedido para tener una base militar con 2.000 hombres en unas islas remotas para evitar una invasión que nunca ocurrirá".

Consideró que el lobby militar británico agita el "fantasma de que Argentina se estaría rearmando, cuando Argentina tiene un reequipamiento de defensa como cualquier nación soberana", además de que intenta vincular eso con una supuesta amenaza de guerra en las Islas Malvinas". "No va a ocurrir nunca más una guerra en Malvinas porque eso fue claramente desatado por la (última) dictadura militar y por la Junta con el objetivo de mantenerse en el poder", enfatizó la embajadora argentina en Gran Bretaña.

Y amplió: "Como también es claro que el gobierno de Margaret Thatcher lo usó electoralmente, porque Margaret Thatcher tenía tres por ciento (de adhesión) en las encuestas, iba a perder las siguientes elecciones y las ganó basada en el nacionalismo que despertó un país imperial que volvía a salir a los mares".