"Tal vez Sandra Arroyo Salgado esté ocultando algo"

Domingo 29 de marzo de 2015
Diego Lagomarsino, el técnico informático imputado por entregar el arma que causó la muerte de Alberto Nisman, consideró que "tal vez la jueza (Sandra) Arroyo Salgado está ocultando algo" y aseguró que no conocía qué había en la cuenta que compartía con el fallecido fiscal en Estados Unidos.

Lagomarsino también afirmó que jamás tuvo nexos con los servicios de inteligencia ni con el ex espía Antonio "Jaime" Stiuso y remarcó que el préstamo de su arma Bersa Calibre 22 no fue el único favor que le hizo a Nisman.

El ex empleado de la fiscalía especial de la causa AMIA manifestó que no sabe qué paso con su jefe, pero indicó que "no tenía indicios de suicida".

Luego de que la ex mujer de Nisman lo acusara de ocultar información, el técnico informático reconoció que al principio no dijo "algunas cosas", pero afirmó que no creía que fuera necesario.

"Yo sabía que él estaba con una chica de 22 años. Vi fotos. Pero no me parecía que tuviera que decirlo", postuló, a modo de ejemplo, en una entrevista que publica hoy el diario La Nación.

Consultado sobre si "están en guerra" con la jueza federal, respondió: "Yo no. Es más, no tendría problema en sentarme y hablar. Eso sí, con un escribano en el medio para que no digan que pasó algo que no pasó. No sé qué estoy ocultando. Tal vez ella está ocultando algo".

Además, Lagomarsino expresó que tenía una relación de confianza con la esposa de Nisman y remarcó que él sigue confiando en ella, "en cuanto a su persona y como juez".

En cuanto a su relación con Nisman, sostuvo que "era laboral, por momentos de una seudoamistad: ni un jefe ni un amigo" y contó que aceptó figurar como cotitular de una cuenta que manejaba el fallecido fiscal en los Estados Unidos porque su jefe le manifestó que a él le ponían "muchas trabas" para abrirla ya que era "una persona pública".

"Un día me dijo: "Che, estoy abriendo la cuenta con mi mamá y mi hermana, y me ponen. ¿Tenés drama en figurar vos?" "¿Me mete en algún quilombo?" "No, porque están mi mamá y mi hermana también." "Listo." ¿Soy un pelotudo? Puede ser", relató el técnico informático.

En tanto, contó que Nisman le dijo que en esa cuenta había "plata de la madre por la venta de una propiedad" y que le expresó que quería ponerlo a él como cotitular por si algún día le pasaba algo a Sara Garfunkel.

Lagomarsino también afirmó que el fallecido fiscal no le pagó por acceder a estar en esa cuenta y puntualizó que tomó el pedido de Nisman "como un voto de confianza" ya que "podía ir a la cuenta y vaciarla".

"Y no sé qué había (en la cuenta). Él era apoderado. Él le pedía a una persona del banco que hiciera una transferencia y yo llamaba. Creo que fueron dos de 2500 dólares a un consorcio de propietarios de Uruguay. Había una propiedad en Uruguay y había que pagar los gastos", indicó.