Palermo: "No se qué está pasando en el fútbol de hoy"

El entrenador de Arsenal aseguró que le “toca vivir cosas insólitas últimamente”, en referencia a la polémica actuación del árbitro Germán Delfino.
Domingo 5 de abril de 2015
El entrenador Martín Palermo aseguró que últimamente le han tocado "vivir cosas insólitas" y se mostró desconcertado tras la derrota de su Arsenal frente a Vélez en Liniers partido que tuvo como principal protagonista al Germán Delfino y su terna arbitral.

"Me toca vivir cosas insólitas últimamente, no sé qué está pasando en nuestro fútbol de hoy", señaló Palermo al término del partido en el cual el juez del encuentro quedó en el centro de la polémica.

Delfino sancionó erróneamente un penal a favor de Vélez y expulsó al defensor de Arsenal Daniel Rosero Valencia, pero después habría visto por la televisión la fallida decisión y dio marcha atrás tanto a la pena máxima como a la tarjeta roja, lo que desató el papelón, ya que el reglamento prohíbe el uso de la tecnología.

"No son cuestiones mías porque yo no volví para atrás en una decisión. Fue el árbitro, el cuarto árbitro, el juez de línea, no sé... Nunca me había pasado ni como jugador que se vuelva atrás en un penal, que vuelva un jugador expulsado y que expulsen a un jugador dos veces", aseveró Palermo.

Asimismo añadió: "Estábamos atados de un hilito, muy al límite de todo. En cada jugada se veía que íbamos a estar al límite. Una decisión así condiciona todo, a nosotros mismos, al árbitro... Después fue otro el partido".

"Nosotros creíamos que la mano había sido de Valencia y por eso cobró el penal. Al Pato (Roberto Abbondanzieri) alguien lo llama y le avisa que había sido de (Mariano) Pavone la mano. No sé que influyó en la decisión del árbitro de volver para atrás", expresó.

En tanto, Palermo manifestó: "Atrás había una cámara porque gente nuestra estaba en la tribuna y la vio. Fue todo muy raro, pero en definitiva no sirvió de nada. Se volvió a cobrar otro penal y el expulsado volvió a ser expulsado. Vivimos algo insólito".

Por otra parte, el entrenador evitó referirse a su continuidad, la cual pareciera pender de un hilo: "Preocupa no poder conseguir un resultado positivo que es lo que más buscamos y deseamos, pero me deja una imagen diferente el equipo, con otra actitud de juego. Es cuestión de estar tranquilos, no tomar ninguna decisión apresurada. Ir paso a paso y hablarlo con los dirigentes".

"Me quedo con encontrar respuestas de los jugadores en muchos pasajes del partido y me deja tranquilo que equipo respondió. Seguiremos trabajando y buscando hasta última consecuencia. Sabemos las urgencias, necesidades y preocupación que existen, pero hay que analizar todo", indicó.

Finalmente Palermo dijo: "Estoy para ser autocrítico primero yo como cabeza de grupo. Los dirigentes no me manifestaron nada y hay que estar tranquilos, sería tonto de mi parte tomar una decisión en caliente, hay que esperar".