Expectativa por citación al exespía Antonio Stiuso

Deberá dar explicaciones sobre las tareas que realizó en los diez años que trabajó para Nisman en la causa por el atentado. Aseguran que hubo “conductas irregulares" ante los pedidos de la fiscalía.
Lunes 6 de abril de 2015
El gobierno nacional citó para hoy al ex jefe de Contrainteligencia de SIDE, Antonio Stiuso, para que explique qué investigaciones realizó a pedido del fallecido fiscal Alberto Nisman en el marco de la causa por el atentado a la AMIA.

La citación, que generó gran expectativa, fue realizada desde la Casa Rosada en una exposición pública por el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, quien remarcó que Stiuso "está jubilado y por ley está obligado a asistir" a su llamado.

El gobierno dispuso convocar a Stiuso al señalar que el agente de inteligencia mostró "conductas dilatorias e irregulares" en su desempeño de acuerdo a datos que recogieron de los nuevos integrantes de la UFI AMIA.

Parrilli incluso advirtió que tenía agendada la reunión con Stiuso para hoy, a las 11, y remarcó que lo habían "notificado a él y a su abogado" Santiago Blanco Bermudez.

El funcionario kirchnerista advirtió que si el espía no llega a presentarse "ya veremos qué medidas legales tomamos".

Stiuso fue citado porque se encontraron en la sede de Inteligencia, ahora rebautizada como AFI, notas que se habían cruzado él y Nisman en el marco de la investigación del atentado a la AMIA.

La Presidencia espera que Stiuso dé explicaciones sobre las tareas que realizó en los diez años que trabajó para Nisman en la causa AMIA porque sostuvo que mostró "inconductas o conductas dilatorias e irregulares" ante los pedidos de la fiscalía.

Según el gobierno, el 12 de marzo los nuevos fiscales de la UFI AMIA le enviaron a Parrilli un informe sobre las tareas de colaboración que prestaba Inteligencia y pedían que les notifiquen un plazo de finalización o un adelanto de conclusiones sobre pistas de investigación.

Parrilli dijo que al buscar antecedentes, encontró unas quince notas entre Nisman y Stiuso, que le llamaron la atención por las dilaciones que manifestaba el agente de inteligencia ante los requerimientos del fiscal.