Picada fatal: el lunes resolverán si queda libre el conductor

Diego Cuevas (19) está detenido e imputado por los delitos de "homicidio simple con dolo eventual" y "lesiones graves". Su abogado asegura que "no corría una picada". La familia de la víctima pide que siga preso.
Sábado 11 de abril de 2015
Un juez de Garantías de Morón resolverá el lunes si le otorga la libertad al automovilista detenido que atropelló y mató a un adolescente e hirió a otros amigos el domingo pasado en la localidad bonaerense de Haedo, informaron fuentes judiciales.


Un juez de Garantías de Morón resolverá el lunes si le otorga la libertad al automovilista detenido que atropelló y mató a un adolescente e hirió a otros amigos el domingo pasado en la localidad bonaerense de Haedo, informaron fuentes judiciales.

La medida será revisada el lunes a primera hora por el Juzgado de Garantías 4 de Morón, ante la solicitud de excarcelación del detenido solicitado por su abogado Marcelo Mazzeo.

El detenido Diego Cuevas (19), está detenido imputado por los delitos de "homicidio simple con dolo eventual" y "lesiones graves" causa que investigan los fiscales Valeria Courtade y Alejandro Jons, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Morón.

Cuevas está detenido tras haber atropellado y matado a un adolescente y herido a otros seis, el domingo a la mañana, en una causa donde se lo investiga si "corrí­a picadas" al momento del hecho.

Por su parte, el propio Mazzeo le solicitó a la justicia la liberación de su defendido porque, a su entender, el joven "no corría picada", en tanto que que la familia del adolescente Lautaro Juárez (16), fallecido tras ser atropellado por un auto Nissan Tiida sostiene y pide a la justicia que el conductor siga preso.

En tanto, tres de las ví­ctimas heridas permanecen internadas en estado reservado en el Hospital Güemes del partido de Morón.

Por otra parte, el fiscal Alejandro Jons continúa realizando diferentes diligencias judiciales referidas a la causa mientras que continúan con la rueda de testimonios de testigos y registros de cámaras de seguridad del Municipio de Morón, de la zona de Haedo.

El hecho ocurrió el domingo 5 de abril a la 7 de mañana, en la avenida Rivadavia, a la altura de la calle Maipú, de Haedo, a unas diez cuadras de donde Estefaní­a Domí­nguez (21) murió embestida en la Navidad de 2004 por el auto conducido por Cristian Aldao, condenado -luego- por ese caso.

Cuevas, iba en una auto de alta gama marca Nissan Tiida color champagne por Rivadavia cuando se salió de la avenida y atropelló a un grupo de siete amigos, seis hombres y una mujer, que caminaba por la vereda de la mano contraria, junto al paredón que separa las vías del ferrocarril Sarmiento.

A raí­z del impacto, Juárez cayó muerto en el lugar y los otros jóvenes resultaron heridos y quedaron tirados en el suelo, entre la vereda y la avenida, según la investigación.

Mientras que el Nissan pegó contra el paredón y salió despedido hacia la calle, donde terminó atravesado de contramano sin el paragolpes delantero, que quedó tirado sobre el asfalto y con daños en su costado izquierdo.