Madonna y su 'asqueroso' beso a Drake en Coachella

Tras el beso de varios segundos que le propinó la "Reina del Pop" en el escenario del festival californiano, el cantante se limpió con gesto de asco.
Martes 14 de abril de 2015
Mientras que muchos de sus fieles fans, y no tanto, darían lo que fuera por recibir un beso en la boca de Madonna; otros, como el rapero Drake, no piensa ni siente lo mismo tras vivir la experiencia de ser besado por la Reina del Pop en el escenario del Festival de Coachella, en su concierto de anoche, en Indio, California.

El polémico beso, más por la reacción de él que por el hecho mismo, ya ha dado la vuelta al mundo, y para muchos su gesto de repulsión se finca en la abismal diferencia de edad entre ambos.

El tabloide británico Daily Mail tituló el mediático beso como "Madonna, de 56, besa a Drake, de 28, en Coachella, pero no se da cuenta de su expresión de horror mientras se limpia la boca".

"La diferencia de casi 30 años fue insoportable para Drake", tituló por su parte Fox News.

Todo sucedió cuando Madonna, invitada al show de Drake, se acercó hacia él, que la esperaba sentado en una silla sobre el escenario, y lo besó durante unos segundos. Él intentó deshacerse de la diva del pop, pero esta le apartó la mano para besarle a gusto, sin interrupciones.

Cuando consiguió apartar la cabeza de ella de la suya, se limpió con gesto de asco y exclamó: "¿Qué demonios ha pasado?". Antes ella le dijo: "Perra, yo soy Madonna". Al final el rapero terminó riéndose.

La escena ya se volvió tendencia en las redes sociales, prestándose a toda clases de bromas y especulaciones.