Lanata volvió a la radio

Luego de recibir un trasplante de riñón hizo su programa.
Viernes 17 de abril de 2015
El periodista Jorge Lanata regresó hoy a su programa de radio luego del trasplante de riñón al que fue sometido el 28 de marzo pasado y puntualizó que se encontraba "bien", en proceso de recuperación.

"Estoy bien, recuperándome. Tampoco estoy para correr los 100 metros con vallas", bromeó el profesional, en el pase del programa que por radio Mitre conduce Marcelo Longobardi y la emisión de "Lanata sin filtro".

Con barbijo, el periodista le confesó a sus colegas de ambos programas que la intervención que debió enfrentar, luego de haberse realizado diálisis durante años, le dio "miedo" y que el exitoso resultado significó para él un "renacimiento".

"La operación era muy riesgosa, tengo 54 años, tampoco es que están operando a un pibe de 30. Eso también te cambia el punto de vista, hay como un renacimiento, un decir 'vamos de nuevo'". explicó, conmovido.

Lanata, que habló con humor de su actual situación, contó que estaba "inmunodeprimido" y que los ambientes en que debe desarrollar cualquier actividad debén estar estériles. "A la mañana hay que manguerearlos en alcohol a todos", les avisó a sus compañeros, entre risas.

Luego precisó que el "médico sabía" que él reanudaba hoy su actividad en la radio y que ninguno de los profesionales lo "frenaron y ni lo intentaron".

"No es muy normal lo que estoy haciendo", reconoció y explicó: "Estoy muy inmunodeprimido, es decir, te quitan las defensas para que el cuerpo no rechace el órgano ajeno y te agarrás de todo; me agarré un par de virus y estoy con antibióticos".

Cuando se le preguntó si había tenido miedo en algún momento, Lanata admitió: "Sí, claro".

"Pero me di cuenta después. Hice un 'casual' hasta que entré al quirófano y después de que me operaron. (Pero) vino Lola y me largué a llorar mal y eso indica lo que me pasaba antes", puntualizó, al referirse al encuentro con su hija menor en la habitación de la Fundación Favaloro, donde estuvo internado.

El periodista recibió el 28 de marzo pasado un riñón, en el marco del primer trasplante cruzado realizado en el país con donantes vivos no relacionados.

La madre de un joven enfermo donó uno de sus riñones a Lanata y, a la vez, a Stewart Brown, la esposa del profesional, se le extrajo un riñón y se lo trasplantaron al hijo de la otra mujer donante.

"Sara está bien, un poco más recuperada. Está caminando diez kilómetros por día, está loca. Está muy bien, es súper sana", contó.
Lanata se manifestó agradecido por el cariño que dijo haber recibido de la gente y confirmó que el domingo próximo participará del programa "Almorzando con Mirtha Lengrand", que se emite por Canal 13.

"Fue muy lindo, muy fuerte lo que pasó; había mucha gente pendiente de que me fuera bien, con la mejor onda. Gente que vos ni pensás", subrayó.