"Ana Alianelli está en Aspen esperando a las nenas"

Así lo aseguró Monica Bordoy, la abuela de las nenas que fueron obligadas por la justicia argentina a viajar a EE.UU. para reencontrarse con su padre y todavía no se sabe nada de ellas. Habló con “Chiche” Gelblung en “Argentina Despierta” para contar las últimas novedades del caso.
Lunes 20 de abril de 2015
Mónica Bordoy, la abuela de las nenas que fueron obligadas por la justicia argentina a viajar a EE.UU. para reencontrarse con su padre y todavía no se sabe nada de ellas, habló con “Chiche” Gelblung en “Argentina Despierta” para contar las últimas novedades del caso.

“Ana llegó a Aspen y cuando subió al avión de Houston se dio cuenta que su ex y las nenas no habían subido al avión. Ana llegó y la estaban esperando amigas. Está alojada en la casa de una de ellas. Fue a verificar cual iba a ser su domicilio y comprobó que era un apart hotel y que si se quería quedar lo tenía que pagar ella”.

“Ana está en Aspen esperando a las nenas”, aseguró su madre.

La señora denunció que Dennis Burns, padre de sus nietas, tenía ciertos compromisos que cumplir y no lo hizo ya que supuestamente el padre les iba a poner su casa a disposición a Ana y a las nenas en Colorado.

Además, tenía que pagarle 2000 dólares de mensualidad. “Durante muy pocos meses mando 367 dólares, que era una cuota que habían fijado allá”, contó.

Ana Alianelli, quien se encuentra en EE.UU. A la espera de la audiencia judicial para ver a sus hijos, está sin representante legal. “Los abogados allá son impagables. Cobran 600 dólares la hora”, contó Bordoy.

Por su parte, Dennis Burns publicó un post en su Facebook en el que desmintió habérselas llevado, sino que alegó que no puedo llegar a Colorado porque debió ir al hospital a hacerse ver el cuello por los incidentes que sufrió en el aeropuerto de Ezeiza por su ex cuñado.

Al mismo tiempo, el estadounidense subió fotos de Victoria y Sophia jugando en un sillón con un perro Boxer y felices. "Ellas están felices", comentó. Esta tarde, el ex matrimonio deberá reunirse en el juzgado de la jueza Lynch quien seguirá con el caso y determinará de quién será la custodia. En el entorno de Ana temen que Burns no se presente y tampoco lleve a las niñas.