Liberaron a rehenes del banco tras 6 horas de tensión

Ocurrió en una sucursal del Santander Río. Un hombre de 63 años quiso robar en las cajas y fue advertido por la policía. Los rehenes fueron liberados de a poco. El último en ser liberado fue un policía.
Viernes 24 de abril de 2015

Tras más de seis horas de tensión, terminó este viernes a la noche la toma de rehenes en un banco de la ciudad bonaerense de Lincoln, en tanto el captor fue apresado por personal policial y trasladado a una comisaría local.

Asimismo, una de las rehenes, que había sido madre hace poco tiempo, fue trasladada a un hospital cercano, con el objetivo de examinar presuntas lesiones en su cuerpo.

La toma ocurrió en una sucursal del banco Santander Río, ubicada en 9 de Julio al 100, de esa ciudad del noroeste bonaerense.

Un hombre de unos 60 años ingresó armado a un banco del centro de la ciudad de Lincoln, asaltó las cajas y al ver que la policía llegaba al lugar decidió tomar como rehenes a al menos siete personas que estaban allí.


Es que el delincuente -que sería un ex convicto de Pergamino cuyo rostro de perfil comenzó a circular a través de las redes sociales mientras liberaba a un rehén- aceptó primero dejar salir a dos mujeres y a un cliente y luego a otras tres personas que trabajaban en el lugar.


Pero mantuvo amenazado a un custodio bancario y a una joven que se había encerrado en el baño y le había avisado por celular a su familia lo que estaba ocurriendo.

Hugo un gran operativo policial a cuyo frente se puso el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, quien viajó a la ciudad en helicóptero para comandar la situación, junto a expertos de grupos de elite, como Halcón y GEO, y fiscales.

Pero el hombre, que habría entrado con dos armas cortas, se negaba a entregarse y solo quería irse en un auto con el dinero, mientras los negociadores trataban de convencerlo para que se rindiera.

"Mi intuición es que debe haber pensado que era fácil. Una cuestión de desequilibrio emocional...Entró al banco cerca de las 3 de la tarde. La vigilancia vio la acción y automáticamente encendió el alerta y quedaron adentro todos. Es un hecho sorprendente", había dicho el intendente de Lincoln, Jorge Fernández.

El hecho ocurrió sobre el cierre del horario bancario, después de las 14.30, en la sede del banco Santander Río, ubicado sobre avenida 9 de Julio 120, a media cuadra de la plaza principal de la ciudad y de la Municipalidad.

El hombre ingresó a la sede bancaria, apuntó a los empleados y pidió el dinero; cuando estaba a punto de escapar con el bolso vio que llegaba la policía y decidió atrincherarse con las personas que había en el lugar como rehenes.

Se montó de inmediato un gigantesco operativo con la interrupción de calles a 200 metros a la redonda, y se evacuó toda él área, incluido un jardín de infantes que está frente al banco.

Una gran cantidad de vecinos se acercó hasta el centro para presenciar lo que ocurría mientras los periodistas querían acercarse hasta el lugar donde ocurrían los hechos pese al cerco de 200 metros.

El fiscal general de Junín Juan Manuel Mastrorilli viajó desde esa ciudad vecina junto al fiscal Javier Ochoaizpuro para seguir las alternativas del caso.

Y cerca de las 16.30, Matzkin llegó en helicóptero al lugar para comendar el operativo en donde la atención principal estaba puesta en los negociadores del grupo GEO y el accionar del grupo Halcón.

También hubo policías de otros distritos, como Junín y Chacabuco.

En tanto, las victimas que iban siendo liberadas eran atendidas por los médicos e interrogadas por los investigadores para obtener detalles del escenario dentro del banco y el estado emocional del delincuente.