Albañil acusado por Facebook pedirá indemnización

Una mujer le sacó una foto y lo acusó de secuestrador de niños. Luego fue detenida. Ahora el hombre reclamará resarcimiento económico por los perjuicios sufridos.
Martes 28 de abril de 2015
Orlando Heredia, el albañil de la provincia de San Juan que fue escrachado en la red social Facebook como presunto secuestrador de niños, reclamará un resarcimiento económico por los perjuicios sufridos con la falsa denuncia. Según confirmó a NA César Oro, el abogado de Heredia, están evaluando realizar el reclamo de una indemnización debido a los daños morales sufridos por el trabajador y su familia.

"La causa es muy reciente pero estamos tratando de encuadrar la situación, ya que la figura no está tipificada en el Código de Faltas de la provincia. Por ahora tenemos un vacío legal en este tipo de situaciones", explicó Oro. El letrado comentó que también están analizando si presentan la causa en el fuero penal por calumnias o injurias.

El viernes pasado, Heredia denunció a una mujer por una foto que subió en Facebook en la que lo señalaba a él como un secuestrador de niños. Ante la denuncia, el juez de Faltas Ricardo Grossi Colombo ordenó la detención de Andrea Femía, de 39 años, y realizar un allanamiento en la casa de la mujer, luego de que el hombre demostrara que la acusación era falsa.

El abogado de Heredia señaló que se está investigando quien registró la fotografía en la que se ve a su cliente cuando aguardaba a su familia en la puerta de una agencia de Anses. La imagen fue compartida en la red social y Heredia se enteró de lo sucedido porque sus hijos le mostraron la foto.

El hombre hizo la denuncia y presentó los datos del perfil de Facebook que había iniciado la difusión de la foto, con la falsa acusación. Tras permanecer algunas horas demorada en una comisaría, Femía se defendió públicamente afirmando que ella recibió la foto por un grupo de WhatsApp y la subió a Facebook "sin constatar si lo que se decía era verdad".

La Policía le retuvo el celular a la mujer para buscar las fotos que compartió en la red social. En su defensa, la mujer argumentó: "Hice lo que todas las personas hicieron". Y agregó en declaraciones al Diario de Cuyo: "No lo conozco a ese señor ni lo persigo, pero me han perjudicado mucho con lo que se ha dicho".

Por su parte, el albañil víctima de la publicación contó que desde que ocurrió todo, el miércoles pasado, tiene "vergüenza de salir a la calle". "Me miran raro mis vecinos o la gente que sabe que vivo acá. No me dan ganas ni de ir a comprar cigarrillos al kiosco. En mi vida he tenido un problema así y encontrarme en una situación injusta como ésta me pone mal", indicó.

"No sé qué habrá pensado esta mujer, pero se hizo la película. No hay que juzgar a la gente por su apariencia, porque pueden causarle un daño muy grande a una familia", advirtió el hombre, que es padre de cinco hijos. En diálogo con NA, el juez de Faltas comentó que analiza la información recolectada en la causa para determinar si continua en la Justicia contravencional o si tiene que pasarla al fuero penal.

La mujer está acusada de infringir el artículo 113 del Código de Faltas provincial que castiga "al que en lugar público o por medio de teléfonos o redes informáticas profiera insultos o cause molestias". Grossi Colombo explicó: "En las próximas horas tengo que decidir si es un hecho para que tramite en la Justicia contravencional o no, porque está al límite de constituir un delito".

Según señaló el juez, si la causa continua en su fuero, y se comprueba la responsabilidad de la mujer, ésta podría pasar hasta 30 días presa, ser condenada a pagar una multa de hasta 3.000 pesos o realizar tareas comunitarias.