Recaudación de abril: $ 112.659, sube 21,5%

La recaudación impositiva de abril ascendió a 112.658,6 millones de pesos y creció 21,5 por ciento, un ritmo de crecimiento menor al que venía exhibiendo los meses anterior.
Lunes 4 de mayo de 2015
Las cifras fueron difundidas hoy por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

La desaceleración del ritmo de crecimiento se explica en su mayor parte por la caída del comercio exterior que redujo los ingresos por derechos de exportación y gravámenes a las importaciones.

Las retenciones a las exportaciones sufrieron una caída de 36 por ciento y se ubicaron en 9.290 millones de pesos. Por su parte, los derechos de importación se redujeron en un 11,5 por ciento hasta 2.240,2 millones de pesos, retracción que se explica por la merma en las compras de automóviles.

Así, los ingresos fiscales estuvieron apuntalados por el consumo interno, que se reflejó en las cifras de IVA y Ganancias.

El impuesto a las ganancias recaudó 21.325,2 millones de pesos, con un alza de 35 por ciento respecto a abril de 2014. La porción correspondiente a ganancias impositivo subió un 40 por ciento, mientras que el aduanero cayó 13,9 por ciento.

El IVA total aumentó 23,1 por ciento y trepó a 33.589 millones de pesos. IVA impositivo aumentó 40,4 por ciento a 25.226 millones de pesos e IVA aduanero bajó 12,3 por ciento a 8.375 millones de pesos. Las devoluciones se redujeron 94,6 por ciento y fueron de tan solo 12 millones de pesos.

En tanto, los reintegros fueron de 1.350 millones de pesos, un 28,6 por ciento por encima de un año atrás.

El impuesto al cheque aportó 7.665,9 millones de pesos, lo que implica un alza de 35,1 por ciento. El sistema se seguridad social recaudó 30.839 millones de pesos y tuvo un incremento interanual de 38,9 por ciento.

Por bienes personales, el Gobierno recaudó 865,4 millones de pesos, lo que implica un alza de 25,8 por ciento. Los distintos impuestos que gravan a los combustibles aportaron 4.669,4 millones de pesos, con un alza de 91,2 por ciento, que se explica por aumentos de precio y el consumo interno.