“Los secuestradores nos castigaban con el silencio”

Rafael De Francesco, apoderado de la empresa del empresario secuestrado, relató en Canal 26 cómo fueron los ocho días de tensión que vivió la familia de Daniel Rebagliati.
Miércoles 6 de mayo de 2015
Rafael De Francesco, apoderado de la empresa del secuestrado, relató cómo vivió la familia los ocho días de negociación que tomó la liberación de Daniel Rebagliati.

“Fueron ocho días muy arduos y de mucha tensión para tenerlo en casa con su familia”, comenzó a contar el hombre.

De Francesco aseguró que se trataba de “una banda muy preparada y organizada” que incluso “tenían un comunicador, un secuestrador y hasta un cuidador”.

En ese sentido, aclaró que “las comunicaciones fueron a diario, cuando algo no les gustaba te castigaban con el silencio, que para la familia es una tortura”.

Sin embargo, recordó que en un principio pedían una cifra imposible de pagar. “Nos decían que vendamos la fábrica”, dijo.

“Sabían manejar los tiempos, casi nunca usó un insulto. Hubo alguna amenaza de muerte para mantener la presión. Las llamadas eran muy cortas”, finalizó.