"Peluchofilia": una nueva y extraña práctica sexual

Jueves 7 de mayo de 2015
La plushophilia, según su nombre en inglés, es la excitación sexual por los juguetes de peluche o personas en traje animal, como los caracteres del parque temático.

Esta poco usual inclinación se inicia durante la infancia, cuando comienza una excesiva acumulación o sobre estima de muñecos de peluche.

El mundo conocido como “Furry world” es el ámbito en el que se mueven los seguidores del sexo-peluche.

En la denominada cultura “Furry”, los encuentros sexuales tienen una especial relevancia, ya que el empleo de disfraces de peluches de animales, son un fetiche que les permite explorar el erotismo desde otra perspectiva.

Los furrys no cambian de animal según las fiestas o su estado de ánimo. Escogen uno con el que se identifican y que se convierte en su alter ego.

Según los especialistas, la excitación por los peluches parece una moda que cada día gana más adeptos.