"Los secuestros extorsivos no se extinguieron"

De esta manera, el secretario de Seguridad y aspirante a la gobernación bonaerense se diferenció de Aníbal Fernández, jefe de Gabinete y adversario en la carrera para suceder a Daniel Scioli.
Sábado 9 de mayo de 2015
El secretario de Seguridad y aspirante a la gobernación bonaerense, Sergio Berni, se diferenció de Aníbal Fernández, jefe de Gabinete y adversario en la carrera para suceder a Daniel Scioli, al sostener que "estas modalidades" de secuestro extorsivo como la sufrida por Daniel Rebagliati "nunca están extinguidas".

"Estas modalidades nunca están extinguidas. De hecho, cada tanto aparece algún intento de este tipo de secuestros pero, rápidamente son detenidos (los captores). Hemos tenido varios casos en el transcurso de estos años", dijo Berni en diálogo con radio América.

Ayer, el jefe de Gabinete sostuvo que el tipo de delito padecido por Rebagliati "era algo extinguido en la vida de los argentinos".

"Siempre están latentes (estas modalidades)", contradijo hoy el viceministro de Seguridad y, al consultársele por qué no tuvieron tanta repercusión en los medios de comunicación en los últimos años, respondió: "Porque se han frustrado en plena etapa de secuestro, pero siempre hay que estar atentos". El funcionario kirchnerista explicó que "el delito muta, tiene una dinámica: primero avanza hacia un lado, cuando uno lo combate, (los captores) quedan dormidos, quedan latentes y, después, se vuelven a reactivar". "Por eso, la lucha contra la inseguridad es una tarea de las 24 horas del día, los 365 días del año y que tiene mucha dinámica", completó.

Luego Berni se mostró confiado en la desarticulación del grupo de delincuentes que mantuvo a Rebagliati ocho días secuestrado y lo liberó tras el pago de un rescate.

"Estamos trabajando muy fuerte para poder dar con los captores (del empresario). Así como asumimos un compromiso ante la sociedad de dar con los captores del padre del jugador de fútbol (Carlos) Tévez, no tenga ninguna duda de que vamos a dar con estos captores también", resaltó.

Por último, definió al grupo delictivo buscado como "una banda que hace inteligencia, que tiene logística, que tiene capacidad de fuego. Es una banda peligrosa".

Según trascendió, Rebagliati dijo que los secuestradores lo trataron "bien" en general, aunque hubo momentos de intimidación, como cuando le apuntaron con un arma a la cabeza en su simulacro de fusilamiento.

El empresario, hijo del dueño de la empresa CINTRA, declaró ayer durante unas 10 horas en la fiscalía federal a cargo de Paul Starc, en Tres de Febrero, distrito en el que había sido secuestrado.

Después del pago de un rescate de casi dos millones de pesos y tras ocho días de cautiverio, Rebagliati fue liberado en el partido de Almirante Brown.