Sarmiento intentó más que Gimnasia pero no tuvo ideas

El equipo de Sergio Lippi igualó 0 a 0 con el de Pedro Troglio en Junín. El “Tripero” basó su juego en salir rápido de contragolpe y con el punto se vuelve conforme a La Plata. Entretenido partido.
Lunes 11 de mayo de 2015


Sarmiento de Junín y Gimnasia y Esgrima La Plata igualaron hoy 0-0, en un partido correspondiente a la duodécima fecha del torneo Julio Humberto Grondona, en el que el equipo local fue un poco más agresivo, sobre todo cuando se quedó con un jugador más, pero le faltaron ideas para resolver frente al arco rival.

Tras una parte inicial equilibrada, el elenco verde pasó a dominar las acciones en la segunda parte, cuando se quedó con un jugador más, tras la expulsión de Antonio Medina, a los 18 minutos. Pero, al conjunto de Sergio Lippi le faltaron ideas y contundencia para resolver de tres cuartos de cancha hacia adelante y debió conformarse con un punto, que terminó premiando el mayor orden de la visita.

Parejo y entretenido resultó el primer tiempo en el que Sarmiento fue un poco más incisivo, pero Gimnasia salió rápido de contragolpe y también generó situaciones frente al arco rival.

La primera clara la tuvo el Lobo a poco más de un minuto de iniciado el partido, con Maximiliano Meza escapando a la marca y sacando un disparo que fue detenido por César Rigamonti. Pero, a partir de ese momento, Sarmiento empezó a inclinar la cancha hacia el arco de enfrente y, tras una serie de rebotes, estuvo cerca de abrir el marcador con un remate de Franco Peppino, que se fue cerca.

Después fue el "Tony" Medina el que quedó libre frente a Nicolás Navarro, quien se lució al contener su disparo cruzado. Y finalmente, del otro lado, fue Héctor Cuevas el que desperdició una chance clara al elevar su disparo desde excelente posición.

En la segunda mitad, el partido mantuvo la misma intensidad hasta que a los 18, se fue expulsado Medina al ser amonestado por segunda vez en una decisión cuestionable de Diego Ceballos.

A partir de ese momento, Gimnasia se replegó un poco más y le cerró los espacios al local, que intentó con muchas pelotas aéreas que murieron en la cabeza de los centrales platenses.

Y el encuentro se fue extinguiendo sin goles, un resultado que pareció dejó más conforme a Gimnasia que a Sarmiento, que terminó mereciendo algo más pero pagó caro su falta de claridad y contundencia.