Creen que mataron a Chiara porque no quería abortar

Analizarán si los medicamentos hallados en la casa del novio para establecer si fueron o iban a ser utilizados para que la chica abortara.
Jueves 14 de mayo de 2015
La madre y el padrastro del novio de Chiara Páez, la adolescente de 14 años que fue asesinada y enterrada mientras cursaba dos meses de embarazo, fueron imputados hoy como "partícipes" en el homicidio y la Justicia investiga si la joven habría sido obligada a abortar.

La hipótesis surgió luego que en la casa del novio de la víctima se encontraran medicamentos que serán analizados para determinar si fueron utilizados o se iban a utilizar para que Chiara abortara.

La acusación por "partícipe en el homicidio agravado por el vínculo y femicidio", además de "aborto no consentido por la víctima" fue elevada por el fiscal Mauricio Clavero durante una audiencia imputativa en la que advirtió que tenía "elementos suficientes" para sostener la acusación.

Según indicó el fiscal regional de Venado Tuerto Alejandro Sinópoli, el punto principal para desestimar la afirmación del joven en cuanto a que actuó sin cómplices es la diferencia "abismal" que existe entre su relato sobre la mecánica del crimen y lo que muestran las pericias.

"Estoy seguro que el menor no estuvo solo, porque en el contexto que desarrolla hay un salto abismal y se nota que oculta algo", señaló el fiscal.

Durante la audiencia iniciada a las 11:15 de este jueves, en la que la pareja acusada no declaró, el fiscal indicó que el crimen se llevó a cabo entre las 2:00 y las 3:00 de la madrugada del domingo último.

La reunión, en la que los defensores oficiales de los imputados pidieron saber cuales eran las evidencias en contra de sus clientes y no tuvieron respuestas, terminó con algunos incidentes y gritos cuando un allegado a la chica asesinada intentó agredir al padrastro del novio, según información difundida por la radio local FM Universal.

En tanto, trascendió que se realizará una nueva audiencia de carácter cautelar este viernes a partir de las 18:00.

Este miércoles por la noche, el fiscal resolvió otorgar la libertad de los abuelos maternos del adolescente, quienes se encontraban detenidos al igual que la pareja a partir del hallazgo del cuerpo de la menor enterrado en el patio de la casa.

El menor había confesado su autoría del crimen poco antes del hallazgo, cuando fue acompañado a la comisaría local por su padre biológico, aunque en su declaración ratificada después ante un juez de Menores local siempre sostuvo que no tuvo ayuda de mayores.

En las últimas horas, se conoció que el joven le dijo al fiscal que golpeó a la chica porque no quería abortar el embarazo de ocho semanas que cursaba.

Siempre según esa versión, el adolescente explicó que la chica se cayó, se golpeó la cabeza y murió por lo que decidió enterrar el cuerpo para ocultarlo.

Una de las principales evidencias para incriminar a la madre y el padrastro del joven de 16 años son las manchas hemáticas encontradas en ropa y calzado que se encontraban en la habitación de la pareja, y que pertenecerían al hombre, aunque por el momento no se había determinado si pertenecían a la joven
asesinada.