Racing igualó con Guaraní y se quedó afuera de la Copa

Racing Club no pudo revertir la serie en el Cilindro, empató 0-0 con Guaraní y serán los paraguayos los rivales de River Plate en la semifinales de la Copa Libertadores de América, por el triunfo conseguido en Asunción 1-0. Saja fue expulsado e Ibañez atajó un penal.
Jueves 28 de mayo de 2015


Si bien contó con chances claras para anotar, Racing, que jugó el segundo tiempo con diez por la expulsión de Sebastián Saja, sobre el cierre de la etapa inicial, estuvo impaciente y le faltó precisión para batir al seguro arquero paraguayo Alfredo Aguilar y para dar vuelta la serie 1-0, marcador conseguido por Guaraní, en Asunción.

De esta manera, los paraguayos serán rivales de River Plate en semifinales, en julio, una vez que concluya la Copa América de Chile 2015.

Durante el primer tiempo, Racing fue superior a su rival paraguayo, contó con varias acciones como para ponerse en ventaja, aunque por impericia propia y por la actuación del arquero Alfredo Aguilar no pudo conseguirlo.

Por su parte, Guaraní se mostró muy ordenado y esperó siempre el error en la última línea rival, ese que casi en la última jugada de la etapa le terminaba por sellar el pase a semifinales.

La primera acción de riesgo para el dueño de casa fue a los 8 minutos, cuando el uruguayo Washington Camacho remató, la pelota dio en un defensor y se la llevó Gustavo Bou, aunque en el mano a mano con Aguilar prevaleció el arquero.

A los 29, Iván Pillud habilitó con un pelotazo largo a Diego Milito, este amagó el pase a la derecha y sacó un disparo desde fuera del área que obligó la intervención del guardavalla para sacarla al córner.

La tercera y última jugada de peligro en el primer tiempo se dio a los 32, luego de un despeje corto de la defensa visitante, y un centro desde la derecha, Luciano Aued remató bajo y cruzado y exigió la estirada de Aguilar, que nuevamente sacó.

Sobre el final, llegó una desatención grosera en el fondo académico, que le costó la expulsión de Sebastián Saja y hasta pudo haberle significado a los paraguayos el pasaporte a las semifinales. Grimi se la dejó corta a Saja, el uruguayo Marcelo Palau se la robó, lo eludió y el arquero lo derribó, lo que significó su expulsión por último recurso y el penal.

De la infracción de hizo cargo Julián Benítez, pero el ingresado Nelson Ibáñez, quien entró por Marcos Acuña, le sacó el disparo con mano cambiada.

A pesar de tener un hombre de más, Guaraní no supo aprovechar los espacios, más allá de que Racing se volcó en ofensiva y transformó en figura al arquero Aguilar.

Milito lo tuvo apenas iniciada la etapa y en el cuarto de hora, Aguilar le sacó un remate de Bou sobre el primer palo.

Lejos de achicarse, la visita tuvo sus jugadas peligrosas ante una defensa que dejó muchos espacios. Fue Federico Santander, quien a los 21, se lo perdió ante Ibáñez y después, el mismo delantero, sobre los últimos minutos, desperdició una increíble situación, sin marca, al tirar el esférico por arriba del horizontal.

A Racing le terminaron faltando piernas, por el desgaste que hizo en el clásico del último domingo contra Independiente, y equivocó el camino centralizando sus avances.

Fin del sueño para Racing y premio para Guaraní, que defendió bien la ventaja y hasta pudo cerrar antes la serie en Avellaneda.