De víctima a mujer protagonista

Miércoles 3 de junio de 2015
Estos días, con todos los hechos trágicos de niñas y mujeres asesinadas, niñas y mujeres desaparecidas me he puesto a trabajar internamente con el horror, el terror y la violencia. Y en forma de eco vinieron todos estos años de trabajo en mi Taller sobre el Depredador; donde explica claramente en el cuento de Barba Azul* las relaciones y/o noviazgos donde determinadas mujeres son acechadas por el perpetrador.

Mujeres ingenuas, sometidas y cautivas somos mujeres listas a la depredación.

Lo más sorprendente del taller fue descubrir que lo que representa ese hombre o esa relación está en nuestra psique. El primer depredador está en nuestro interior y confabula con el que hay en el exterior. El hombre oscuro de la psique se refleja en una relación, en la oficina, en la calle y en la sociedad.

Es el que te boicotea, el que te inflama la cabeza, el que tiene hambre de poder, El que con su enorme capacidad de seducción te hace su presa y te invita a su reino convirtiéndote en tu cautiva. Todos tus anhelos van muriendo en manos de él pues el novio animal quiere toda tu luz, poder y vitalidad. Es la voz que te dice NO a tus posibilidades y potencialidades; el asesino de la psique.

Cuando no lo tomamos y no lo trabajamos se hace grande y depreda sin medida. La sombra* se torna peligrosa y te acecha sin cesar. Jung decía que aquello que más rechazas, invitas; ’'Lo que resistes, persiste'' ''Lo que no tomas, te toma''.

Este aspecto violento esta necesitando redención; que lo curemos y en ese proceso transformarnos en una mujer astuta, fuerte, poderosa, amorosamente firme e intuitiva. Una mujer que sigue su instinto no deja su poder en manos de nadie, ni de nada. Una mujer que pega el grito es dueña de su propio territorio.

Sufrí violencia y fui saliendo de la victimización tomando mi propia violencia, mi propia depredación. La tragedia me trajo el horror y el horror fue la huella para trabajar y encontrarme con mi violenta-violentada; con mi víctima-victimario, ambas caras de una misma moneda. Encontré maltrato en mi historia familiar.

Cuando las niñas o los niños desaparecen de los hogares en nuestra Argentina hay que poner el ojo en nuestro entorno. En los hogares, en la familia; en las historias de nuestros ancestros hay violencia. Si esa violencia no se trata en una terapia sistemática esa violencia seguirá en las generaciones futuras en forma de síntoma. Esa violencia dio inicio en aquella guerra, en aquel asesinato que esta oculto en la historia familiar.

Una de las mujeres que asistió a la conferencia que dio Eric Corbera en la Universidad de Cordoba subrayo esta frase “…- en el vientre de la mujer se gesta la humanidad; es donde comienza todo. Si queremos sanar al mundo debemos sanar nosotras primero”

Padres, maestros, jueces, intendentes, gobernantes y vecinos este tiempo donde la violencia está en nuestras calles nos pide no sólo acciones contundentes sino un trabajo antropológico-científico para trabajar preventivamente en las escuelas, en nuestras historias de vida. Las denuncias necesitan ser acompañadas por actos de resiliencia. En cada ciudad o vecindario donde han matado a una niña toda nuestra sociedad está llamada a trabajar lo ocurrido; cada adulto con su adulto, con los hijos y con el vecino para la prevención y el saneamiento.

Las niñas aprenden que existe un depredador si los padres le muestran todos los rostros de esta existencia la buena y la mala; lo agradable y desagradable; la maravilla y el terror; la enfermedad y la salud; el amor y el odio; la paz y la guerra; lo amable y lo despreciable. Entonces ellas sabrán pegar el grito a tiempo y alejarse de un depredador. Ellas dirán SI a la vida.

La MADRE TERESA DE CALCUTA no iba a ninguna marcha que hiciera mención a la violencia. Al decir NO MAS VIOLENCIA la estás convocando, nombrándola. Una vez fuimos con Victoria Biraben* a una charla sobre la Mujer y había un cartel que decía ¨No mas Violencia hacia la Mujer¨ y Victoria* expreso que en ese escrito la seguimos convocado a la violencia aun con el No delante.

Digamos SI a la vida. Digamos Si lo saludable.


www.gabrielaariasuriburu.wordpress.com
@ariasuriburu
Facebook Gabriela Arias Uriburu


*Libro Mujeres que Corren con Lobos de Clarissa Pinkola Estess
*Libro Vinculos Capitulo La bestia “Carl Jung y la Sombra”
*Enric Corvera Psicologo y diplomado en BioNeuroEmoción
*Victoria Biraben Psicologa y Directora Cientifica de Foundchild